La Comisión Territorial de Urbanismo aprueba definitivamente la modificación puntual del Plan General para ampliar el suelo dotacional destinado a cementerio

La gestión de esta unidad de ejecución permitirá una capacidad de enterramiento para cubrir los próximos 5 años. 

La Comisión Territorial de Urbanismo aprobaba este 27 de noviembre la modificación puntual del Plan General impulsada por el actual equipo de gobierno para ampliar el suelo dotacional destinado a cementerio. Esta modificación se inició con el fin de dar respuesta a la necesidad urgente de obtener suelo para enterramientos a corto y medio plazo.

En palabras de la responsable de Urbanismo, Imma Orozco, quien asistió antes de ayer a la sesión de la Comisión Territorial que tuvo lugar en Alicante, ‘’cuando accedimos al gobierno municipal nos encontramos con una situación muy preocupante porque sólo había espacio de enterramiento para unos pocos meses. Esa cuestión se nos trasladó al Departamento de Urbanismo a fin de buscar una solución que diera cierta tranquilidad a la gestión de un servicio que tiene implicaciones de salud pública’’.

Sobre la falta de previsión, en ese sentido la concejala considera ‘’una irresponsabilidad que durante la legislatura anterior no se realizara ninguna actuación para dar solución a esta situación. Desde el primer momento hemos sido conscientes de la problemática y hemos tenido bien claro que no queríamos dejar la misma situación con la que nos encontramos nosotros al acceder al gobierno’’.

Por eso, dice, ‘’cuando tuvimos claras las posibilidades, iniciamos esta tramitación para lo cual tuvimos que negociar con el propietario de los terrenos acotando una solución que fuera adecuada para él -que ya había cedido un terreno a través de un convenio en el que el Ayuntamiento no cumplió su parte- y, por supuesto, para el interés general’’.

Así, a través de una pequeña unidad de ejecución, Altea obtiene el suelo dotacional necesario para cumplir con el retranqueo que establece la ley y poder ocupar de manera efectiva toda la parte nueva del cementerio una vez se gestionen los terrenos. Esto, explica Orozco, ‘’nos asegura espacio de enterramiento para los próximos cinco años, lo que nos permitirá un margen para poder hacer realidad el nuevo cementerio del Montagut’’.

Orozco concluye sus declaraciones ‘’agradeciendo al personal técnico la diligencia con la que han tramitado este expediente, conscientes de la urgencia que les planteábamos, y, sobre todo, la buena voluntad del propietario de los terrenos, el señor Plant, que, después de haber visto como el Partido Popular había incumplido el convenio que había suscrito con él años atrás, nos dio la oportunidad de sentarse a hablar y llegar a este acuerdo tan beneficioso para el pueblo de Altea’’.