Benidorm acoge el IV Congreso Nacional de Apartamentos y Viviendas Turísticas

El Alcalde de Benidorm, Toni Pérez, señala que la solución para combatir la “turismofobia” no pasa por limitar la actividad sino por dar herramientas legales para ejercer su control

Benidorm acoge el IV Congreso Nacional de Apartamentos y Viviendas Turísticas

El Salón de Actos del Ayuntamiento de Benidorm acoge desde ayer el IV Congreso de Apartamentos y Viviendas Turísticas que organiza APTUR (Asociación de Empresas de Apartamentos Turísticos de la Costa Blanca) bajo el lema “Impacto de las Viviendas Turísticas en la Economía y su futuro ante los cambios regulatorios”. El Congreso se clausura esta tarde y a su apertura ha asistido el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, junto a otros miembros de la Corporación Municipal, así como Raquel Huete, directora general de Turismo de la Generalitat Valenciana y Eduardo Dolón, diputado Provincial de Turismo de la Costa Blanca.

Más de un centenar de profesionales y empresarios de distintas Comunidades Autónomas asisten al Congreso junto al presidente de Fevitur (Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos) Tolo Gomila, y el presidente de Aptur, Miguel Ángel Sotillos.

A lo largo del mismo diferentes especialistas han desgranado el marco legislativo y fiscal de la actividad de las viviendas turísticas, así como “mesas redondas” donde representantes de distintas zonas de España han puesto en común las características del desarrollo de la actividad, las nuevas tendencias de mercado y el impacto económico.

En la inauguración del Congreso, el alcalde, Toni Pérez, ha subrayado la importancia de Aptur y del sector que representa en Benidorm, por el número empresas, viviendas y plazas de alojamiento, y ha destacado la estrecha y fructífera relación de cooperación que el Ayuntamiento de Benidorm ha mantenido con Aptur desde su creación. Ha destacado también “el riguroso y constante trabajo de Aptur en defensa de principios y valores estrechamente relacionados con la excelencia, la legalidad y la calidad en la oferta del destino”.

Toni Pérez ha querido también destacar el importante papel de las empresas a las que representan, porque “dais satisfacción,-ha dicho-, a un sector de demanda que no debería interpretarse como una amenaza para el conjunto de la actividad turista del destino. Es obvio que nuestra preocupación como Administración Local, gestores de destino, pasa por lograr el necesario equilibrio en la convivencia entre turistas y residentes, y que hoy está empezando a ponerse en cuestión en algunos destinos, pero no en Benidorm. Combatir la “turismofobia”,-ha concluido el alcalde-, no pasa por limitar la actividad, sino por proporcionar a los gestores de viviendas turísticas herramientas legales que permitan ejercer el debido control sobre el uso que los clientes hacen de las viviendas”.

Se ha referido también a la disposición de la Aptur a la hora de “aportar su experiencia al servicio del conjunto de la ordenación de la actividad turística de la Comunitat Valenciana”. Sobre esta cuestión ha recordado que en los últimos tiempos el sector “se enfrenta a un cambio legislativo de gran calado, que ha generado incertidumbre e inseguridad, y que requiere de las administraciones con competencia en la materia, respuestas urgentes. El consenso entre todos los operadores e instituciones,-ha añadido-, debe ser el camino a seguir”.