Avenida del Mediterráneo: engañados y contentos

AVENIDA DEL MEDITERRÁNEO, ENGAÑADOS Y CONTENTOS

“La misma avenida que ha tenido que soportar que se hable de su “remodelación integral” durante los últimos 25 años, con proyectos que sobrepasaban los 100 millones de euros, parking subterráneo incluido, y que ahora, con un grupo de políticos que no damos más de sí, se tiene que conformar con que la pretendan reformar por tan sólo 9”

Leopoldo D. Bernabéu.- Así son la mayoría de los ciudadanos que viven en Benidorm, gente normal que se dedica a vivir la vida sin preocuparle en exceso lo que sucede a su alrededor. iempre ha sido así y no tendría mucho sentido que esto hubiera cambiado de la noche a la mañana. De ahí que esta sea la gran ciudad del turismo del Mediterráneo. Pero también son muchos los vecinos que se preguntan porque muchas de las ciudades y pueblos que nos rodean, evolucionan y mejoran su escena urbana y en cambio nosotros seguimos con la foto de las postales del siglo pasado. Una de las respuestas más evidentes, una más, la estamos viviendo durante este mes de Junio en Benidorm. De repente a nuestro equipo de Gobierno le han entrado las prisas, urgencias diría yo con la inaudita convocatoria de dos plenos extraordinarios en siete días para sacar adelante el proyecto de remodelación de la Avenida del Mediterráneo, la arteria principal de nuestra ciudad. Y uno se hace preguntas, revisa documentos y espera explicaciones. Al final, el resultado es que, de nuevo, Rasputín Pérez, el alcalde más astuto de cuantos ha tenido esta ciudad en democracia, se ha vuelto a salir con la suya. 24 votos a favor y una abstención.

No estoy ni estaré nunca en contra de que se afronte el gran proyecto de ciudad que significa entrar en la modernidad. Siempre a favor de darle el definitivo impulso al principal pulmón económico de nuestra ciudad. A esa Avenida del Mediterráneo que se sacó de la chistera el visionario de Pedro Zaragoza hace 62 años y que durante todo este tiempo ha sido testigo del crecimiento y evolución de la única industria que en España la crisis no conoció mientras el resto pasaba la mano por la pared. La misma avenida que ha tenido que soportar que se hable de su “remodelación integral” durante los últimos 25 años, con proyectos que sobrepasaban los 100 millones de euros, parking subterráneo incluido, y que ahora, con un grupo de políticos que no damos más de sí, se tiene que conformar con que la pretendan reformar por sólo 9. Siete de los cuales además son de una Concesionaria, a la cual habrá que estarles encima agradecidos. No entiendo como no se nos cae la cara de vergüenza, no comprendo cómo la ciudad de Benidorm no se pone en pie y nos tira a todos a la calle.

¿A quién pretenden engañar dando a entender que se puede remodelar con 9 millones?, ¿no será quizás que estamos a once meses de elecciones y hay quien lo apuesta todo a este proyecto? Es lamentable el cortoplacismo en el que nos hemos instalado, teniendo como rehén a nuestra propia ciudad y jugando con su futuro. Hace una semana se celebró un Pleno extraordinario en el que el proyecto quedó encima de la mesa. Una semana después sale casi por unanimidad porque se han corregido algunos importantes errores y aplaudir que Juan Balastegui nos recordara a todos que el fondo de renovación no es de Hidraqua, sino de todos los benidormenses. ¿Pero nadie se ha dado cuenta de que quizás era eso lo que buscaba Hamelin Pérez? .Convencido estoy de que los ha vuelto a engañar a todos y se ha salido con la suya. Una obra que no puede costar nunca menos de 100 millones sin apoyo de la Generalitat Valenciana ni del estado español. Benidorm sigue estando en el furgón de cola. Dentro de 11 meses van ustedes y les vuelven a votar.