La música antigua vuelve a reunir a un numeroso público en Altea

Los sonidos de la música antigua han invadido Altea a lo largo del pasado fin de semana, del 25 al 27 de mayo, con motivo de la tercera edición del ciclo de ‘’Música antiga i barroca’’. El ciclo, organizado por la concejalía de Cultura, ha contado con el apoyo del público que, un año más, ha valorado la calidad artística de las diversas actuaciones.

En este sentido, el concejal de Cultura, Diego Zaragozí, se mostraba muy satisfecho por la gran afluencia de asistentes a cada uno de los tres conciertos ofrecidos. ”El ciclo permite al público la oportunidad de acercarse a la música antigua, de los siglos XV al XVIII, y es una muestra más de la apuesta por la música y su impulso desde la concejalía de Cultura”.

Diego Zaragozí destacaba también una de las novedades de esta edición, los espacios donde se han celebrado los conciertos: la Iglesia Parroquial, donde actuaron el trompeta solista Jaume Antoni Signes con un proyecto llamado “”La llum del Barroc” al que acompañaron un octeto de cuerdas; la Iglesia de San Francisco, con la actuación de la Camerata Aitana y la Casa de Cultura, que acogió el concierto de la Capella de Ministrers que interpretaron “Almas dichosas: danzas, canciones e improvisaciones en tiempos del Quijote”.