El Pleno votará liquidar el contrato de la estación de autobuses y su nueva licitación

El pleno votará liquidar el contrato de la estación de autobuses y su nueva licitación

El Pleno de la Corporación debatirá el lunes la propuesta para liquidar el contrato con la empresa que gestiona la estación de autobuses de Benidorm y para aprobar los pliegos de condiciones que regirán la licitación y nuevo contrato. La propuesta, con la que se cumple una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJ) que obligaba a licitar nuevamente las instalaciones, se ha dictaminado hoy en comisión informativa de Régimen Interior y se basa en los informes de las áreas de Secretaría, Intervención y Contratación.

En base a todos esos informes, esa liquidación provisional del contrato antes del periodo previsto “comporta una serie de derechos y obligaciones para el Ayuntamiento y para la empresa contratista, Estación de Autobuses de Benidorm SL”, tal y como ha indicado la concejala de Contratación, Lourdes Caselles.

Así, y tras la valoración hecha a instancias de Intervención y sobre los porcentajes marcados por Urbanismo aprobados en 2014 por el pleno, se reconoce “a favor del contratista la cantidad de 29.773.544,31 euros, más el impuesto sobre el valor añadido”. De esa cuantía, algo más de 27,2 millones de euros corresponden al valor de la obra legalmente adjudicada y explotada –con su correspondiente beneficio industrial-; y los 2,5 millones de euros restantes, a la obra que se hizo sin licencia y que quedó sin poder utilizarse.

Caselles ha aclarado que “a esos 29,7 millones de euros hay que descontarle las obras ya amortizadas en los diez años que lleva en funcionamiento la estación”, por lo que “la cifra se reducirá”. En cualquier caso, ha recalcado que “el abono de la cantidad que le corresponda a Estación de Autobuses de Benidorm SL se hará una vez adjudicado el nuevo contrato, en ningún caso antes, y siempre y cuando sea una nueva empresa la que asuma la gestión y explotación de las instalaciones”.

El Ayuntamiento, por su parte, tendrá derecho a ingresar el canon anual recogido en el contrato y que la empresa no ha abonado desde que la estación entró en funcionamiento en 2007. La concejala de Contratación ha explicado que “se ha podido fijar una parte del canon, la del periodo 2007-2013, ya que la empresa presentó los balances de estos años”; un canon que asciende a 109.992,04 euros. Sin embargo, “está pendiente de calcular el canon de los ejercicios 2014, 2015, 2016 y 2017 porque la empresa todavía no ha aportado al Ayuntamiento los balances correspondientes”.

La propuesta incluye también tramitar el expediente sancionador sobre las obras que la mercantil construyó sin licencia y que ya se legalizaron por decreto en la anterior legislatura –marzo de 2015-. Además, la empresa tendrá que liquidar los tributos e impuestos municipales correspondientes a esa superficie.

De aprobarse la propuesta y tras dar audiencia al contratista, el Ayuntamiento recepcionará las obras de urbanización de los viales del entorno de la estación, sobre los que hay una fianza de algo más de 100.000 euros para afrontar las deficiencias detectadas.