La AEMET levanta la alerta por el temporal, que se ha saldado sin incidentes graves y con hasta 66 litros por metro cuadrado

La lluvia ha provocado afecciones puntuales en el alumbrado ya resueltas y acumulaciones de agua en las inmediaciones de los barrancos

La AEMET levanta la alerta por el temporal, que se ha saldado sin incidentes graves y con hasta 66 litros por metro cuadrado

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha levantado las alertas por temporal de lluvia, viento y fenómenos costeros en Benidorm. Un temporal que se ha saldado sin incidentes graves y con registros de lluvia de hasta 66 litros por metro cuadrado durante la noche, según ha informado el alcalde, Toni Pérez, que ha agradecido a la Policía Local, Servicios Técnicos municipales, Bomberos y empresas concesionarias de diferentes servicios la labor realizada durante las horas de vigencia de la alerta.

Los pluviómetros instalados en la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) han recogido 54 litros por metro cuadrado, mientras que en el Rincón de Loix se ha llegado a los 59 litros y a los 66 en la zona de Poniente. Los principales picos de lluvia se han producido a las 01.30 y a las 04.30 horas.

El alcalde ha informado que la intensidad de la lluvia ha provocado acumulaciones de agua “en los puntos habituales de salida de los principales barrancos de la ciudad”. No obstante, “como estábamos preparados para esta contingencia no se ha producido daños reseñables en las playas, que a estas horas ya están totalmente recuperadas, ni tampoco en el tráfico más allá de cortes puntuales y preventivos”. Así, se procedió a cortar la circulación durante la noche en las calles Toledo y Castellón, el cruce de las avenidas Severo Ochoa y Bernat de Sarriá, la salida del barranco Racharell y un tramo de la avenida Marina Baixa en las proximidades del término municipal de Finestrat.

“Afortunadamente –ha indicado- no se ha producido ningún incidente de movilidad porque las medidas preventivas de señalización han funcionado y, en líneas generales, los ciudadanos han atendido las recomendaciones que hizo el viernes el Ayuntamiento de no circular y no estacionar en las inmediaciones del barranco de Racharell y en las calles Murtal, Toledo y Zamora”.

Pérez ha destacado que “este episodio de precipitaciones ha servido para constatar el buen funcionamiento de las obras de canalización y mejora de la red llevadas a cabo por el Ayuntamiento en calles que hasta ahora eran sinónimo de inundaciones cuando llovía con cierta intensidad, como Doctor Orts Llorca o Tomás Ortuño”.

Durante toda la noche el retén de guardia de la concesionaria del agua, Hidraqua, ha revisado los puntos críticos y ha procedido a la reparación de una avería eléctrica en el bombeo principal de la avenida del Mediterráneo. Según han informado desde Hidraqua, la red de pluviales ha funcionado correctamente y se ha puesto en marcha la nueva línea de bombeo de la Plaza Triangular. Durante la noche se ha recibido un solo aviso en las inmediaciones de las calles Gerona y Filipinas, y únicamente ha habido atascos puntuales en tres bombeos.

Por lo que respecta a la escena urbana, el agua ha provocado el levantamiento de un tramo de pavimento de unos cinco metros en la avenida de Madrid, que mañana empezará a repararse. También a lo largo de la jornada de mañana se repondrá la palmera que resultó afectada por efecto del viento en la avenida Comunidad Europea. Un viento que alcanzó los 50 kilómetros por hora y que llevó a la concesionaria de parques y jardines, Actúa, a retirar ramas dañadas de algunos árboles en distintos puntos de la ciudad.

También como consecuencia de la lluvia se han registrado cortes intermitentes de luz y algunas averías en el alumbrado público y puntos semafóricos que ya han sido solventadas en su totalidad.

El alcalde ha señalado que “salvo estas incidencias puntuales, la ciudad ha respondido bien al temporal”.