El Ayuntamiento de Altea obtiene por primera vez el Certificado de Garantía de Origen de energías renovables 

El edil de infraestructuras, Roque Ferrer, anuncia que el Ayuntamiento de Altea ha obtenido el certificado de garantía de origen de energías renovables otorgado por la suministradora.

El Ayuntamiento de Altea obtiene por primera vez el Certificado de Garantía de Origen de energías renovables, para el consumo de los edificios municipales, así lo anunciaba Roque Ferrer, edil de Infraestructuras.

El concejal responsable del área de Infraestructuras ha avanzado que paso a paso se ha conseguido que al Ayuntamiento de Altea se le otorgue la citada certificación, la cual entró en vigor el día 10 de octubre de 2017.

Ferrer ha explicado que esta certificación que nos otorga la empresa suministradora a través de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia supone que el 100% de la energía contratada provenga únicamente de fuentes de origen 100% renovable, hecho que garantiza el respeto por el medio ambiente al evitar las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes.

“Este es el resultado, del trabajo bien hecho desde la concienciación con nuestro entorno y priorizando la ciudadanía”, valoraba Roque Ferrer. Este resultado, cómo ha continuado informando el edil, “viene después de varios meses de dedicación en este aspecto y que se ha complementado en el cambio a tecnología LED de la iluminación en diferentes edificios municipales para promover el ahorro energético y por lo tanto económico, o las diferentes obras por valor de más de 30.000 € que se han realizado para renovar y mejorar la iluminación pública a lo largo del último trimestre del 2017 y que han conseguido dar como fruto esta certificación que demuestra nuestro trabajo en pro del medio ambiente y en definitiva de las personas”.

Por último Roque Ferrer dijo ” que gracias a esta gestión de la concejalía de Infraestructuras en materia de energía renovable a los edificios municipales, la concejalía de Comercio y Turismo ha podido suministrar energía renovable a la máquina de frío que mantenía el hielo de la pista de patinaje instalada a nuestro municipio, tal como estaba acordado con la empresa que gestionaba la pista de hielo. Dado que esta empresa se retrasó con la contratación de la energía renovable y en vista que la producción de energía era mediante un generador a gasóleo, con los problemas de emisiones de gases y ruido que suponía, el mismo ayuntamiento procedió a conectarse a la red del edificio del ayuntamiento y a la retirada de este generador”.