Benidorm y la Marina Baixa tienen garantizado el abastecimiento en 2018 con recursos propios

El informe del Consorcio de Aguas descarta la compra de aportes externos

Benidorm y la Marina Baixa tienen garantizado el abastecimiento en 2018 con recursos propios

Benidorm y la Marina Baixa tienen “garantizado” en 2018 al abastecimiento de agua para el consumo y el riego “con recursos propios de la comarca”. Así se desprende del informe aportado por el ingeniero director del Consorcio de Aguas de la Marina Baixa y que se ha abordado durante la reunión de la Junta General de este ente, celebrada esta tarde en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Benidorm y que ha presidido el presidente de la Diputación Provincial de Alicante, César Sánchez.

El informe indica que “prácticamente durante el presente año, el abastecimiento ha sido soportado por las reservas superficiales”; es decir con el agua embalsada en los pantanos de Guadalest y Amadorio, que hace apenas dos semanas estaban al 52,26% y a 43,12% de su capacidad respectivamente.

Pero, además, las reservas subterráneas también gozan de buena salud, ya que los cuatro acuíferos de la comarca –Algar, Beniardá, Polop y Aitana- “están totalmente recuperados”. La suma de ambos tipos de reservas corrobora que “la demanda de abastecimiento y riego está garantizada para el año 2018”, incluso si se producen lluvias “por debajo de la normalidad”.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, ha incidido en que estas cifras “son, además de muy positivas, muy tranquilizadoras, y más aún en un contexto de sequía tan generalizado a nivel nacional como el que se está viviendo ahora, y del que la comarca de la Marina Baixa va a salir airosa a la vista del estado de sus embalses y acuíferos”. No obstante, Pérez ha insistido en que “a pesar de estas cifras, nuestra prioridad debe seguir siendo el uso responsable y sostenible de este recurso tan escaso y preciado, básico para nuestro desarrollo”.

Descartada la compra de agua externa en todo 2018, el alcalde ha recordado que “la situación que vivíamos hace tan sólo 12 meses era muy preocupante y muy distinta a la actual”, ya que el Consorcio aprobó que los municipios hicieran una aportación extraordinaria para costear los recursos hídricos traídos de otros puntos de España.

“Apenas unos días después –ha añadido- aparecieron las lluvias para aliviar la situación, y un mes más tarde las fuertes precipitaciones dejaron los pantanos prácticamente al máximo y nos evitaron el tener que comprar 7,5 hectómetros cúbicos de agua”.

Durante la misma Junta General, se ha aprobado el presupuesto de gastos para el próximo ejercicio y que asciende a 8.031.000 euros, cerca de un millón de euros menos que el año anterior. A este respecto, el alcalde ha aclarado que “la previsión de gasto es inferior porque las grandes inversiones en infraestructuras para paliar la sequía se han hecho este año”. Además, “hay una previsión de reducción de los costes energéticos”.

En la misma sesión, también se han aprobado los costes fijos de explotación para el ejercicio 2018 –algo más de dos millones de euros-, y la “cuota de consumo”, que será de 0,3161 euros por metro cúbico de agua suministrada.