Hosbec apoya el Plan de Desestacionalización Turística de la Comunidad Valenciana, pero la posibilidad de una tasa turística pone en riesgo su futuro

Los datos económicos del INE siguen marcando un importante escalón entre los ingresos hoteleros en la Comunidad Valenciana y la media nacional.

Hosbec ha participado junto al secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer en la presentación de lo que será el Plan de Desestacionalización Turística de la Comunidad Valenciana, que impulsará importantes propuestas de futuro para trabajar diferentes mercados y productos que permitan hacer realidad el claim de la campaña que no es otro que ‘Sempre Oberta/Siempre Abierta/Always Open’.  Esta asociación comparte el objetivo del máximo responsable en materia turística de la Comunidad Valenciana de procurar que todo el motor turístico funcione los 365 días del año y en unas condiciones que permita extender todavía más si cabe sus efectos sostenibles como actividad económica y la creación y mejora de la calidad del empleo.

Desde Hosbec se ha manifestado el total apoyo a toda esta estrategia de desestacionalización pero se ha advertido que la hipótesis de una futura ‘tasa turística’ o impuesto que grave las estancias hoteleras y del alojamiento reglado pone en riesgo cualquier posibilidad de éxito de esta estrategia.

El mensaje de la campaña de destacionalizadción se enmarca dentro del concepto de hospitalidad que es uno de los pilares de la política turística valenciana, y choca frontalmente con “la exigencia de nuevos impuestos que restan competitividad a las empresas valencianas tal y como plantean algunos grupos políticos” tal y como ha manifestado la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, en esta reunión.

Además, los datos del INE sobre rentabilidad hotelera publicados hoy no dejan lugar a dudas: la Comunidad Valenciana continua en números rojos respecto a la media nacional en ingresos por habitación disponible. El RevPar del mes de octubre 2017 en esta Comunidad es de 47,50€ mientras que la  media nacional en España es de 55,50€ en el mismo periodo. Un escalón de 8,5€ de media que demuestra que no hay ningún tipo de margen ni de alegría en el mercado turístico de la Comunidad Valenciana para imponer un nuevo impuesto que grave la actividad reglada y que no tenga importantes repercusiones. Esta asociación considera inaudito que se pretenda implantar una medida fiscal de tal calibre sin disponer de un estudio de detalle y una memoria económica sobre sus repercusiones en el territorio de esta Comunidad, al que no pueden trasladarse sin más las experiencias de otras autonomías que no tienen el mismo modelo turístico.

Antonio Mayor ha recordado que los problemas de infrafinanciación de los municipios turísticos no se solucionan con estos nuevos impuestos, sino que se reivindican y se negocian en Madrid como hacen otras comunidades autónomas. También ha señalado que “desde el sector no hemos visto  nunca a los partidos que proponen y apoyan la tasa preocuparse por la financiación de los municipios turísticos ni iniciar medidas para mitigar esta discriminación histórica ” y que “ni siquiera han llevado adelante ninguna propuesta en los Prespuestos Generales de la Generalitat para 2017 para controlar o aflorar la economía sumergida en el turismo, que es la verdadera causa de todos los fenómenos de ‘turismofobia’ en los que se enmarca esta iniciativa fiscal tan nefasta como injusta”.

Hosbec quiere recordar que son 57 las instituciones y empresas que han suscrito de forma directa el manifiesto “20 razones por las que no se debe aplicar una tasa turística en la Comunidad Valenciana” y que ayuntamientos turísticamente tan relevantes como Benidorm o Alicante, así como las Diputaciones de  Alicante y Castellón han manifestado públicamente también su posición contraria a este nuevo impuesto tan injusto como irrelevante.

Fuente: HOSBEC (Asociación Empresarial de Hostelería de Benidorm y de la Costa Blanca)

Anuncios