La Policía Local refuerza temporalmente la lucha contra el ‘menudeo’ con la incorporación de un perro adiestrado

Durante un mes, el can y su entrenador trabajarán con el GRP de  Seguridad, que valorará después si crea una unidad canina

La Policía Local de Benidorm ha incorporado un perro adiestrado en la detección de sustancias estupefacientes con el que se refuerza la lucha contra el menudeo y el consumo de droga en la ciudad. El can, integrado en el Grupo de Respuesta y Prevención (GRP), el colectivo de intervención rápida especializado en la previsión de delitos (especialmente en la vía pública), estará de prueba en la unidad durante un mes, tiempo que servirá a la Concejalía de Seguridad Ciudadana para valorar la conveniencia o no de la creación de una futura unidad canina, así lo ha recordado el concejal de Recursos Humanos, Jesús Carrobles, que ha acompañado a la unidad en su primera actuación con el cánido.

En su primera noche de servicio, el animal que trabaja codo a codo con su entrenador, también agente de la Policía Local “ha sido capaz de de detectar positivamente la presencia de estupefacientes en cuatro actuaciones policiales”, localizadas entre el Rincón de Loix y la estación de autobuses, según fuentes policiales. En tres de los casos el animal ha detectado que la persona portaba marihuana y hachís en el cuarto.

Los agentes que han patrullado con el perro en las zonas más concurridas y populares de la noche benidormense, han calificado la experiencia de “excepcional”, no solo por el material ilegal aprehendido, sino por “el impacto visual” de la presencia del perro junto a los policías, su “eficiencia disuasoria y la imagen de seguridad que se transmite” a ciudadanos y visitantes. De hecho, los policías han hecho hincapié en que sin el animal no habría sido posible detectar las substancias localizadas durante su