Benidorm rescatará su patrimonio recuperando un tramo de la Séquia Mare que trajo el primer caudal de agua de Polop en el siglo XVII

La propuesta coincide con el 350 aniversario del Rec Major de L’Alfàs, e incluye nominar como Séquia Mare la rotonda en la que confluyen las avenidas Europa, Comunidad Europea, Comunidad Valenciana y Alfonso Puchades

Benidorm rescatará su patrimonio recuperando un tramo de la Séquia Mare que trajo el primer caudal d

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, elevará al próximo pleno una propuesta para recuperar, restaurar y poner en valor “el último tramo conocido y visible del Rec Major de L’Alfàs, que discurre por suelo público” en el término municipal, ya que el resto se localizan en parcelas privadas.

Pérez ha explicado que el tramo de la conocida popularmente como Séquia Mare en el que se quiere actuar, se localiza en la pinada próxima a la rotonda en la que confluyen las avenidas Europa, Comunidad Europea, Comunidad Valenciana y Alfonso Puchades. De ahí que además del inicio del expediente para la recuperación de este tramo, la propuesta de la Alcaldía también prevea nominar como ‘Séquia Mare’ esa misma rotonda.

Esta propuesta, que el lunes pasará por comisión informativa, surge de “la preocupación generalizada por la conservación de nuestro patrimonio” y al hilo de la iniciativa planteada por la Taula del Bon Profit. Asimismo, coincide con el 350 aniversario de la creación del Rec Major de L’Alfàs por orden de Beatriu Fajardo de Mendoza, señora de la Baronía de Polop, Benidorm, Chirles y La Nucía.

Pérez ha recordado que la construcción de la ‘Séquia Mare’ en 1666 posibilitó la llegada de agua procedente de Polop y “la refundación de Benidorm”, que tiempo atrás había quedado despoblada.

Pero su repercusión no se limitó a Benidorm, ya que se produjo también un crecimiento de población en la comarca en torno al trazado del Rec Major. De ahí que la importancia de la Séquia Mare siga siendo palpable en diversas localidades. En el caso de Benidorm, esta importancia estuvo “muy presente” mientras la localidad se dedicó a la agricultura y el mar, antes de “transformarnos en un destino turístico de primera magnitud”.

Según el alcalde, “el desuso primero y el olvido en el que ha caído después la Séquia Mare para la mayor parte de la población de Benidorm hace que sea necesario que vuelva a adquirir valor, ponerlo ante los ojos de los ciudadanos, que la gente lo aprecie, y que desde el conocimiento se salvaguarde”.