ASPANION destaca en el Día Internacional del Cáncer Infantil la figura de las personas cuidadoras

En el Día Internacional del Cáncer Infantil, ASPANION, la Asociación de Padres de Niños con Cáncer, quiso destacar la figura de las personas cuidadoras. Fue en la lectura de un manifiesto durante la celebración de la merienda solidaria organizada por la concejalía de Sanidad del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi en la plaza de les Escoles Velles, que contó con la colaboración de Animaciones Trokoló y el Escuadrón Fénix.

“La figura del cuidador es esencial siempre, pero más si cabe en el caso de los más pequeños por su dependencia emocional y física y su necesidad de atención y afecto. El tratamiento para la enfermedad impide a nuestras niñas y niños seguir el mismo ritmo que el resto de menores. El cáncer infantil tiene impacto en su vida desde el diagnóstico. Los supervivientes también conviven en muchos casos con secuelas y es necesario seguir cuidándolos, desde el sistema sanitario. Porque el cáncer infantil deja huellas en quienes lo han sufrido que difícilmente serán borradas. ASPANION por ello pide a la sociedad atención permanente al colectivo, ayuda y sensibilidad para comprender lo que supone esta enfermedad en el afectado y su entorno”, destacan en el comunicado.

En el manifiesto agradecieron a los cuidadores la labor realizada desde hospitales, asociaciones, centros escolares, consultas, hogares e, incluso, parques, porque “hacéis posible que las vidas de nuestras hijas e hijos se vean afectadas lo mínimo posible. Porque regaláis esperanza y felicidad”. “Es el momento de cuidar de los cuidadores y resaltar su labor. Gracias por entender y atender. Gracias por vuestra generosidad y cariño”, añadieron.

Así mismo, se recordó la importancia de la inversión en investigación, herramienta esencial que salva vidas. Y de la misma manera se puso en acento en la necesidad de trabajar en la detección y el tratamiento de secuelas y recaídas para aumentar los niveles de supervivencia. “Sin duda hay que impulsar el Programa de Seguimiento a Largo Plazo y dotarlo de recursos”, señalan.

Un comunicado que finalizó recordando a todas las niñas y niños que han sufrido y sufren esta enfermedad, también a quienes no la han superado.

Julia Romero, miembro de ASPANION y futura presidenta de la Junta Local que esta asociación está a punto de abrir en el municipio, fue la encargada de leer el manifiesto durante la celebración de la merienda solidaria que, con motivo de la conmemoración del Día Internacional del Cáncer Infantil, organizó por segundo año la concejalía de Sanidad del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi “con el objetivo de visibilizar la lucha contra esta enfermedad y concienciar a la ciudadanía”, destacó la concejala del ramo, Marisa Cortés. Todo el dinero recaudado se donará a ASPANION, la Asociación de Padres de Niños con Cáncer.

Cada año son diagnosticados en España 1.500 nuevos casos de cáncer en niños y adolescentes. Cerca del 80% de los pacientes consigue curarse. Sin embargo, aún se necesita mucha investigación para el 25% que no se cura y, sobre todo, para disminuir las secuelas de los tratamientos. Aunque se ha avanzado mucho en el diagnóstico y en el tratamiento, en los países desarrollados el cáncer continúa siendo la primera causa de muerte por enfermedad en los niños. Es imprescindible un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado para estos pequeños pacientes.

Desde el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi se incide en la importante labor que realiza ASPANION desde hace más de 30 años, una entidad que contribuye con su tarea al aumento de las expectativas de vida de los niños enfermos, ofreciéndoles soporte emocional, económico y social, y también a sus familias, para ayudarles a superar las distintas etapas tras el diagnóstico.

Desde su creación en 1985, ASPANION siempre se ha marcado como principal objetivo estar al lado de las familias que tienen o han tenido un hijo con cáncer. Trabajan por facilitar atención médica, asistencial y psicológica a las familias con niños y niñas diagnosticados con cáncer en la Comunidad Valenciana, contribuyendo al aumento de las expectativas de vida. Ofrecen apoyo psicológico, social y económico, atención integral en enfermedad avanzada, programas de cooperación social y voluntariado. También contribuyen a la información, difusión y promoción del cáncer infantil y sus secuelas y cooperan con otros organismos implicados en las áreas social, sanitaria y el voluntariado.