El fotógrafo José Bravo invita desde los Espais d’Art Urbà a contemplar el mundo con otra mirada

Benidorm exhibirá hasta el 30 de abril la muestra ‘Pequeñas invitaciones’, compuesta por 55 retratos que apelan a los sentimientos

‘Pequeñas invitaciones’ es la propuesta del fotógrafo castellonense José Bravo que desde hoy y hasta el próximo 30 de abril se exhibe en los seis Espais d’Art Urbà de Benidorm y en la que el autor “nos invita a contemplar el mundo con otra mirada, más limpia, libre de prejuicios; a descubrirnos a nosotros mismos; y a captar los detalles y momentos que nos ofrece el entorno y la sociedad en la que vivimos”. 

Así lo ha expresado hoy la alcaldesa en funciones y concejal de Patrimonio Histórico y Cultural, Ana Pellicer, durante la apertura de la exposición, en la que también han participado el propio autor y miembros de la Corporación. 

Pellicer ha señalado que en cada uno de los Espais d’Art Urbà, José Bravo “nos exhorta a realizar una acción concreta: a creer en la magia, a liberarnos, a mirarnos de verdad, a dejarnos apoyar, a volver a disfrutar y a permitirnos la curiosidad”. “En definitiva, acciones que por sí solas o en conjunto nos llevan a reflexionar sobre nuestra forma de vida y sobre cómo nos comunicamos y relacionamos con nosotros mismos, con los demás y con aquello que nos rodea”, ha agregado. Y todo ello, a través del retrato.

En total ‘Pequeñas invitaciones’ está compuesta por 55 fotografías, en las que el ser humano es el protagonista. El propio autor ha explicado que la mayoría de estas fotografías son “momentos captados al azar” y en las que más allá de la persona retratada se busca captar los sentimientos que la envuelven. “Me interesa no forzar nada, lo natural”, y a partir de ahí invitar al espectador “a volver a abrir la mirada” a “lugares que, por las prisas, hemos dejado de mirar”. En definitiva, recordarle que “en cualquier esquina hay seres maravillosos y momentos preciosos”, e invitarle a “buscar momentos amorosos e inspiradores en el ruido de nuestras ciudades”. 

A este respecto, la concejal de Patrimonio Histórico y Cultural ha destacado la mirada artística de José Bravo combinada con su formación en Psicología le permiten en cada fotografía “plasmar y expresar de una forma sutil y muy elegante los sentimientos”. “Es una exposición muy especial que no va a dejar indiferente a nadie”, que “nos representa a todos, sin distinciones”, y en la que se retrata la sociedad “en toda su diversidad y variedad”, ha agregado. 

José Bravo, por su parte, se ha mostrado entusiasmado con el hecho de que ‘Pequeñas Invitaciones’ se exhiba al aire libre, en los Espais d’Art Urbà. Así, ha asegurado que “me interesa mucho llevar a un espacio público esa parte de intimidad” que hay en los retratos y ponerla “en diálogo con la gente para que pueda inspirar”. Es, ha apuntado, “un círculo que se cierra: la calle me dio momentos y yo le devuelvo lo que me dio”. 

Pellicer ha animado a la ciudadanía “a recorrer cada uno de los Espais d’Art Urbà para completar el recorrido interior y exterior que nos propone José Bravo, disfrutando además de unas fotografías y profundizando en los sentimientos que el autor nos ha querido transmitir”.

Asimismo, ha agradecido “el magnífico trabajo del departamento de Patrimonio Histórico y Cultural, que nos propone siempre una programación de gran calidad, con exposiciones que no sólo están pensadas desde lo artístico si no también desde lo emocional”, puesto que “buscan dar al espectador y a la ciudad en cada momento lo que puede necesitar”. 

Distribución de ‘Pequeñas Invitaciones’

Cada uno de los Espais d’Art Urbà constituye una invitación por parte de José Bravo. Así, en Ponent, el autor propone volver a creer en la magia, en que algo pueda suceder a nuestro alrededor; mientras en Els Tolls invita a la liberación, a apoyarnos en alguien para ser quienes somos y como somos. ‘¿Y si nos miramos de verdad?’ es la propuesta en Carrasco, donde a través de diez fotografías el autor apela a enfrentar quienes somos, sin miedos y sin prejuicios. 

La invitación en l’Espai d’Art Urbà El Pont es a apoyarnos en los demás, en alguien especial, y a poder mostrar nuestras debilidades. A vivir cada instante y a recurrir a esos buenos momentos siempre que sea necesario nos lleva l’Espai Hispanitat. Por último, en l’Espai d’Art Urbà El Campo invita a recuperar los ojos curiosos de la niñez y contemplar con ellos aquello que nos envuelve como un mundo todavía por explorar.