L’Alfàs recogerá en Fitur dos distintivos de calidad al Museo Villa Romana y a la Tourist Info de l’Albir

L’Alfàs del Pi está presente desde hoy en la Feria Internacional de Turismo que se celebra en Madrid hasta el 22 de enero, y además de promocionar el municipio a través de su amplia oferta patrimonial natural y cultural, acudirá hoy jueves día 19 al Palacio de Cibeles de Madrid, para asistir a la ceremonia de entrega, y recoger los dos Premios Q a la Calidad Turística otorgados por el ICTE, Instituto para la Calidad Turística Española, al Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir y a la Tourist Info del Paseo de las Estrellas frente al mar, en la playa Racó de l’Albir.

Unos premios creados para escenificar el compromiso, tanto del sector público como privado por la calidad como herramienta fundamental de gestión en el ámbito turístico, explica Luis Morant concejal de Turismo de l’Alfàs del Pi. Unos galardones que se entregan cada año coincidiendo con la celebración de Fitur. la Feria Internacional de Turismo más importante, “si a las cifras nos atenemos”. En su 41 edición se han registrado 8.500 empresas y cuenta con 755 expositores, con una asistencia prevista de 120.000 profesionales y donde se aguardan entre 80.000 y 90.000 visitantes en el recinto ferial de Madrid (Ifema).

Dos nuevos distintivos de calidad en reconocimiento a la gestión municipal, según informa el concejal Luis Morant, y al esfuerzo realizado por el Equipo de Gobierno para impulsar la marca Q de Calidad Turística. Por otro lado el concejal alfasino reitera el compromiso del Ayuntamiento de seguir apostando por la excelencia en el sector, como acreditan los siete distintivos de calidad medioambiental que distinguen el valioso patrimonio natural, y atestiguan el esfuerzo continuado de la administración local para su mejor conservación y difusión.

Con estos reconocimientos, el ICTE quiere subrayar la importancia de la colaboración público-privada, ya que reconocen tanto a entidades privadas como públicas que han apostado por fórmulas de cooperación para la implantación en sus territorios de sistemas de calidad, la promoción de la Marca Q y el incremento del numero de certificaciones, y por tanto de una notable mejora de la calidad en el servicio, destaca Morant. El ICTE distingue al Ayuntamiento de l’Alfàs por impulsar la certificación de calidad en el Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir, y en la Oficina Tourist Info, lo que viene a reafirmar la apuesta por implementar un sistema de calidad a nivel municipal, ofreciendo mejores servicios turísticos y trabajando siempre en pro de la excelencia de los mismos.

La oficina Tourist Info de l’Albir está integrada en la Red de Oficinas de Información Turística de la Comunitat Valenciana, en la actualidad con más de 200 Puntos de Información Turística y es un instrumento de desarrollo de la política turística de las administraciones públicas de la Comunitat Valenciana, orientado a proporcionar un conjunto integral de servicios de información turística durante todo el año, contribuyendo a difundir el conocimiento de sus recursos y productos, facilitando asistencia y orientación turística, fomentando la hospitalidad y coadyuvando a optimizar la gestión de la experiencia turística. La Q de Calidad Turística reconoce la prestación de un servicio integral de información turística, ofreciendo una imagen de calidad de la Comunitat Valenciana, con respeto a las singularidades de los distintos destinos turísticos, con el propósito de fidelizar los turistas que visitan la Comunitat, diversificar el producto turístico valenciano y lograr la satisfacción personal y profesional del personal de Oficina Tourist Info. Una oficina que contribuye a difundir el conocimiento de los recursos y productos, facilitando asistencia y orientación turística, fomentando la hospitalidad y coadyuvando a optimizar la gestión de la experiencia turística.

El Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir. En 1979 unas obras próximas a la playa de l’Albir sacaron a la luz los restos óseos de un enterramiento de época romana. Durante los años ochenta y noventa del siglo XX las excavaciones arqueológicas descubrieron un yacimiento de una gran riqueza patrimonial y científica formado por una extensa necrópolis, un mausoleo y una villa. Todo el conjunto se ha datado entre los siglos IV a VII d.C. En 2008 el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con la Universidad de Alicante, retomó los trabajos arqueológicos con el fin de recuperar uno de los yacimientos más significativos de la provincia de Alicante, convirtiéndose en el primer Museo al Aire Libre de la Comunidad Valenciana, inaugurado en marzo de 2011. Desde su apertura, se ha ido ampliando de manera progresiva por fases, con nuevos recursos didácticos, como una maqueta táctil que permite a los invidentes descubrir el yacimiento, una Sala de Audiovisuales en la que se exponen piezas de relevante valor, o una guía interactiva de realidad aumentada, desarrollada conjuntamente por la Universidad de Alicante y el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi. En 2015 se amplió el recorrido visitable hasta uno de los edificios principales de la villa, una estancia absidiada bastante grande denominada oecus, y ahora continúa con la zona residencial donde el dominus tenía sus estancias y celebraba los banquetes. Y acaba de finalizar la última ampliación, tras la excavación y musealización de las estructuras situadas al sur de las termas, sectores II y IV de la Villa Romana de l’Albir, unos trabajos que han sufrido un retraso por la pandemia pero muy productivos ya que se ha encontrado un patio con las habitaciones tras las termas y piezas muy valiosas desde la perspectiva científica y patrimonial, que vienen a despejar muchas dudas respecto a la Villa además de permitir abrir al público gran parte del yacimiento. Una inversión de 125.000 euros de la Generalitat Valenciana Fondos FEDER, que para su desarrollo ha requerido la contratación de 11 personas, y que ha contado con la colaboración de la Universidad de Alicante, encargada de la realización de un vídeo de realidad virtual de 360 con la recreación del peristilo, el oecus y las termas de la villa mediante un cortometraje virtual que muestra el ritual del convivium.