El asfaltado en la avenida Nicaragua finaliza las obras de mejora de la movilidad y seguridad peatonal 

Hoy por la noche comienzan estos trabajos y el domingo, también en horario nocturno, lo harán en Ricardo Bayona

Las actuaciones de mejora de la movilidad y de un tránsito seguro para escolares en la confluencia de la calle Ricardo Bayona con la avenida Nicaragua finalizan en los próximos días con las labores de asfaltado en ambas vías, poniendo así el punto final a una intervención cuyo objetivo ha sido garantizar la seguridad de los escolares que acuden a los centros educativos de la zona y mejorar la movilidad de los vehículos. Estos trabajos se realizarán en horario nocturno para causar las menos molestias posibles

De esa forma, según ha explicado el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate, en la noche del jueves al viernes se acometerá el asfaltado en la avenida Nicaragua en el tramo que discurre desde la calle Azucenas hasta Ricardo Bayona. “Las obras llegan por fin a su finalización y conseguimos dotar de mayor seguridad en su tránsito a los alumnos en la entrada y salida del colegio Miguel Hernández” ha indicado el edil, que ha explicado que en este tramo se han ampliado también las aceras y se han creado pasos elevados de peatones para mayor seguridad y reducir la velocidad de los vehículos.

“No solo logramos un recorrido seguro, sino que reducimos la velocidad de los vehículos y dejamos un asfalto nuevo, ya que el antiguo estaba muy deteriorado. Ahora las personas pueden ir seguras por la acera y los coches por la calzada a menor velocidad” ha dicho González de Zárate. De hecho, la velocidad de los vehículos está limitada en este tramo a 10 km/h.

Por otro lado, la actuación continuará a partir de la noche del domingo al lunes con el asfaltado de Ricardo Bayona, en el tramo que va desde la calle Cuba hasta la calle Perú, alrededor de 200 metros lineales. “También aquí hay pasos de cebra elevados, y se deja terminada la rotonda” ha señalado el concejal. González de Zárate ha recalcado que ha sido “una obra muy importante porque se trata de la entrada a Benidorm por Poniente, que ha visto incrementado el tráfico desde que se cortó la avenida Beniardá por el soterramiento de la vía”.

Los trabajos consistirán en terminar el asfaltado, completar la señalización vertical y horizontal y posteriormente se procederá a la colocación de arbolado. Además se eliminará la pintura amarilla que operaba hasta ahora para suprimir el carácter de provisionalidad que tenía hasta ahora. González de Zárate ha insistido que estas intervenciones se realizan ahora “porque el mes de enero es cuando menos gente hay en la ciudad y las molestias son menores”.

El concejal ha subrayado la importancia de la actuación “de igual forma que ya lo fue la rotonda que se construyó en la avenida Venezuela, que contribuyó de forma muy significativa a la mejora de la movilidad en ese punto y la seguridad hacia el colegio Ausiàs March”.