Altea aprueba la cuenta general de 2021 con una ligera disminución de la deuda y una situación financiera positiva

El Consistorio cumple con holgura su compromiso de pago a proveedores con una media de 10 días

El Ayuntamiento de Altea ha celebrado hoy su último pleno ordinario del año en el que se ha aprobado la cuenta general del ejercicio 2021. Una cuenta que da testimonio de la situación económico-financiera del Consistorio, que fue positiva el pasado año con el cumplimiento de los requisitos establecidos por ley.

“Hoy presentamos la cuenta general del Ayuntamiento de Altea del ejercicio pasado, un trámite al que el Consistorio está obligado para remitirlo a la Sindicatura de Cuentas”, ha introducido la concejala de Hacienda Xelo González.

Tal y como ha explicado la concejala, el informe de intervención determina que la situación económico-financiera del Ayuntamiento a corto plazo es buena. El resultado presupuestario ajustado, que debe ser positivo, está en 333.874,03euros.  El remanente de tesorería es también positivo, con 432.430,12 euros.

El Ayuntamiento presenta una buena evolución de la ratio de liquidez. También es positiva la evolución de la ratio de solvencia. “Otro indicador a corto plazo del buen estado de las cuentas del Consistorio es el periodo medio de pago a proveedores que asciende a 10,87 días en 2021, una cifra muy inferior al tope legal que está en menos de 30 días”, ha matizado la edil.

Respecto a la ratio de realización de pagos, presenta un porcentaje del 97,88%, superior al del ejercicio anterior, lo que implica que solo quedan pendientes de pago un 2,12% de las obligaciones que se reconocen en todo el ejercicio.

En el largo plazo, la deuda financiera se sitúa en el 25,74% en el ejercicio 2021, ligeramente inferior al del ejercicio pasado (29,58%), estando el tope legal en el 110%. El destino de recursos a disminuir deuda y la ausencia de nuevo endeudamiento son los dos factores clave que explican la disminución de la deuda financiera. El Consistorio cumple el objetivo de Estabilidad Presupuestaria, con capacidad de financiación consolidada para el ejercicio 2021. “Nuestro objetivo siempre ha sido, que, sin dejar de destinar el dinero necesario al bienestar de la ciudadanía, reducir al máximo la deuda y sanear las cuentas”, ha precisado Xelo Gonzalez.

“En definitiva, la situación financiera es buena y se cumple con todos los compromisos y objetivos. Cumplimos con todo lo exigido por ley y presentamos unas cuentas con informe de control financiero favorable y seguiremos trabajando en esta línea para ofrecer los mejores servicios a todos los alteanos, cumplir con obligaciones y proveedores y tener unas cuentas saneadas”, ha resaltado la concejala de Hacienda, Xelo González.

Las cuentas de 2021 han quedado por tanto aprobadas con el voto en contra del Partido Popular y la abstención de Altea amb Trellat y voto a favor de Compromís y PSPV-PSOE.

Ordenanza precios piscina municipal

El pleno ha aprobado la ordenanza reguladora del precio público por la prestación de servicios y actividades en la piscina municipal, con el voto en contra del Partido Popular.

“Unos precios ajustados a la actualidad y las peticiones de los usuarios, con nuevos bonos y facilidades de pago, como el pago anual o trimestral, y añadiendo servicios que en la ordenanza anterior no existían”, ha comentado Pere Barber, concejal de Deportes.

La nueva ordenanza marca que todos los usuarios deberán pagar 3 euros por matrícula para la expedición de su tarjeta de usuario. El precio por baño libre será de 3 euros, pudiendo comprar bonos de 15 baños (30 euros); 30 baños (50 euros), con una rebaja de 5 euros respecto a la ordenanza anterior o un bono trimestral (65 euros) y bono anual de 200 euros.

Las actividades acuáticas tendrán los siguientes precios: 40 euros al mes, 100 al trimestre, 200 al semestre y 400 al año en horario de 7.00 a 13.00h y de 13.00 a 16.00h. 50 euros al mes, 140 al trimestre, 220 al semestre, 500 al año de 16.00h al cierre.

La ordenanza contempla bonificaciones del 50% para personas con más del 33% de discapacidad, un 10% para poseedores del carnet jove y otro 10% para jubilados con el carnet expedido en el centro social.