Acabada la primera instalación en el Centro Social de Altea de la Comunidad Energética Local

La Asociación de Autoconsumo de Altea celebra el éxito de su primer proyecto que  convierte a Altea en pionera en la provincia en tener instalaciones de auto consumo colectivo.

En la mañana del pasado miércoles, la Asociación de Autoconsumo Colectivo Energético de Altea y el  responsable municipal del departamento de Medio Ambiente visitaban la primera instalación de energía fotovoltaica compartida, ubicada en la parte alta del Centro Social de Altea. Instalación que ha contado con la colaboración del IVACE y cuyo principal objetivo es ofrecer beneficios medioambientales, económicos y sociales a los participantes.

Como ha recordado el edil Jose Orozco, “el proyecto del Ayuntamiento Altea zero emissions tiene como uno de sus ejes la energía, y dentro de este eje nuestro propósito estrella era crear la comunidad local energética para democratizar la energía y que ciudadnos y pymes puedan participar. Podemos decir que hemos conseguido nuestro objetivo del 2022 que era crear esta comunidad energética, paraguas de las dos primeras instalaciones”.

Por el momento se están realizando dos instalaciones, una en el Centro Social de Altea de 56kw, ya finalizada,  y otra de 52kw en el Centro Cultural de Altea la Vella. “Estamos muy satisfechos porque todos los Kilowatios están repartidos entre los socios, y también orgullosos de mostrar que ha acabado la obra del Centro Social de Altea sin ningún tipo de incidencia, a expensas de que se legalice la instalación y de que rematemos  la actuación de Altea la Vella”. Ha explicado Jose Orozco.

El responsable municipal de Medio Ambiente  ha incidido en que, “para nosotros era muy importante el concepto de la democratización de la energía, de que apareciera también el termino del prosumidor, es decir, que se produzca la energía dónde se consume”.  A lo que ha añadido, “en estos momentos se baraja quién hace la transición energética, si la hacen las grandes empresas a muchos kilómetros de aquí o conseguimos hacerla los ciudadanos, de abajo hacia arriba, y esta es una muestra de que el sistema puede cambiar y estamos mucho más cerca de que sea un sistema energético más justo, más democrático y sobre todo que tenga más sentido”.

Durante la visita a las instalaciones, José Miguel Corrales, ingeniero industrial y vocal de la Junta directiva de la Asociación de Autoconsumo Colectivo Energético de Altea, ha reconocido estar “muy orgullosos de estas dos primeras instalaciones porque son un hito en la provincia de Alicante y en la Comunidad Valenciana. Altea es el segundo pueblo de la provincia en el que se están montando instalaciones de alto consumo colectivo”.

Atendiendo a las palabras de Corrales, esta instalación de auto consumo colectivo es una instalación fotovoltaica que aprovecha un tejado grande para instalar mucha potencia y después repartirla entre diferentes viviendas y comercios que estén dentro de 1.000 metros a la redonda. Es muy útil cuando no se tienen la disponibilidad de un lugar propio para colocar paneles fotovoltaicos y reducir así la factura eléctrica. “Es una buena manera de combatir la continua subida de los precios de la electricidad”, ha apuntado José Miguel Corrales.

“El año que viene la previsión es hacer dos nuevas instalaciones o más”; ha adelantado Corrales, quien ha informado que puede participar cualquier interesado que esté dentro de un radio de un kilómetro de la instalación y también pueden participar empresas que quieran poner a disposición de la ciudadanía el techo del que dispone su propiedad y después repartir la energía con los vecinos. “No sólo necesitamos el apoyo del Ayuntamiento, sino también el de la ciudadanía”. Ha concluido el ingeniero industrial Jose Miguel Corrales.

Y finalmente Miguel Devesa, presidente de la asociación Comunidad Energética de Altea ha agradecido al Ayuntamiento de Altea “su colaboración, siendo el primer ente que ha cedido los dos primeros techos e infraestructura, así como la información necesaria para impulsar la Comunidad Energética”. Devesa también ha tenido palabras de gratitud para Caixaltea “por la concesión del préstamo que nos ayuda a recibir las subvenciones”.

“Tenemos la subvención del IVACE de 36.678,37€ para en Centro Social de Altea y de 35.725€ para el Centro Cultural de Altea La Vella; cada socio ha aportado 800€ por Kw; las instalaciones  estarán pagadas antes del 1 de enero para justificar la subvención y trabajaremos para legalizar lo antes posible las instalaciones para que los socios comiencen a disfrutar los kilowatios y puedan recibir esta energía verde y de proximidad”. ha aclarado Devesa.

Miguel Devesa ha agradecido la confianza de los socios colaboradores, tanto a los que han adquirido kilowatios como a los que no lo han hecho. “Ha sido un reparto muy democrático, se ha ofrecido un KW a cada socio y después se ha ofrecido la ampliación porque no había bastantes y a día de hoy está todo concedido. Aún está entrando gente a la asociación que tendrá prioridad a la hora de adquirir KW en próximas instalaciones”. Ha añadido el presidente de la Asociación de Autoconsumo Colectivo Energético de Altea, que a día de hoy cuenta con 109 socios.

“La prioridad para repartir los kilowatios la tendrá el socio, por lo que recomiendo a la ciudadanía que esté interesada y que hasta el momento no se haya enterado, que entre en la web https://comunitatenergeticaaltea.com se apunte y aporte los 10€ anuales en la cuenta corriente que la  asociación tiene en Caixaltea”.