Más de 700 empresas y autónomos se benefician de las ayudas contra los efectos de la Covid o de la subida de la energía

Ambas líneas se han financiado con subvenciones de la Diputación de Alicante, por un importe de cerca de 600.000 euros

Se ha atendido a más de una treintena de actividades

Más de 700 empresas y autónomos de Benidorm se han beneficiado finalmente de las ayudas lanzadas por el Ayuntamiento para minimizar los efectos de la pandemia o para compensar la subida del precio de la energía. La Junta de Gobierno Local (JGL) ha aprobado hoy la resolución de ambas líneas de ayudas, que se han financiado a través de sendas subvenciones concedidas por la Diputación Provincial de Alicante, con un importe global cercano a los 600.000 euros.

Así lo ha trasladado hoy la concejal de Empleo y Desarrollo Local, Mónica Gómez, que ha explicado que “cada una de estas líneas estaba dirigida a unos sectores concretos, superando entre ambas la treintena de actividades económicas potencialmente beneficiarias”. Gómez ha  incidido en que “el objetivo de ambas convocatorias era el mismo: apoyar al tejido productivo de Benidorm, ayudándole a recuperarse de las consecuencias negativas que la pandemia y el aumento del coste de la energía han tenido y siguen teniendo sobre empresas y autónomos”.

Según los datos facilitados por la edil, las subvenciones frente a los efectos de la Covid, dotadas con 292.491 euros procedentes de la Diputación Provincial de Alicante, han llegado “a un total de 245 empresas y profesionales, que han percibido una ayuda media de 1.193,83 euros”. Esta línea de ayudas estaba dirigida al sector del transporte de pasajeros, el taxi, las autoescuelas, inmobiliarias, agencias de viaje, servicios de mudanza, establecimientos de bebidas, hoteles de 1 y 2 estrellas, pensiones y ópticas.

Respecto a las ayudas para minimizar el impacto de la crisis energética, “finalmente han sido 461 las empresas y autónomos beneficiarios que, en función de los casos, han recibido una subvención que va desde los cerca de 300 euros a los casi 780 euros”. Estas ayudas también estaban financiadas por la Diputación Provincial de Alicante con 292.491 euros.

Esta segunda línea de ayudas estaba abierta a las tiendas de textil, deportes, calzado y cuero; las librerías y papelerías; establecimientos de muebles e iluminación; ferreterías; jugueterías; floristerías; tiendas de animales; de artículos de segunda mano; lavanderías y tintorerías; y peluquerías y centros de estética. También a establecimientos de comercio al por menor de toda clase de artículos, de bebidas, de alimentación, de ordenadores, de equipos de telecomunicaciones, de aparatos electrónicos, fruterías, panaderías, confiterías y pastelerías, restaurantes y puestos de comida, carnicerías, pescaderías y actividades de radiodifusión”.

Gómez ha recordado que “desde el Ayuntamiento hemos tratado en todo momento que ambas líneas de ayuda llegarán al mayor número de empresas y autónomos posible, prolongando los plazos al máximo e incorporando progresivamente a nuevas actividades y sectores económicos especialmente afectados bien por la pandemia, bien por la subida del precio de la energía”. “Ese esfuerzo –ha agregado- ha permitido que agotemos la partida prevista para ambas convocatorias, cumpliendo el objetivo que nos habíamos marcado”.

La titular de Empleo y Desarrollo Local ha recalcado que “en los casi tres años que han pasado desde que estalló la pandemia, el Ayuntamiento ha estado en todo momento al lado del tejido productivo, intentando incentivar la actividad económica y tratando de amortiguar el impacto que la crisis sanitaria primero y el conflicto bélico en Ucrania después han tenido sobre el día a día de empresas y autónomos”. Gómez ha asegurado que “vamos a mantener ese apoyo, en la medida que la situación lo vaya requiriendo, conscientes siempre de que la mejor política social que se puede desplegar es la generación de empleo y actividad económica”.