La temporada baja se deja sentir y la ocupación hotelera apenas rebasa el 60% en la primera quincena de diciembre a pesar del macropuente

Benidorm sigue siendo el destino que más sufre para recuperar los niveles de 2019 dejándose 6 puntos en esta quincena.


No está siendo fácil la recuperación turística y la guerra de Ucrania, la inflación, la crisis energética y los problemas en Reino Unido están afectando a la recuperación de los mercados a los niveles prepandemia, sobre todo en la temporada más baja que se desarrolla durante los meses de diciembre y enero.

Ni siquiera el macropuente de la Constitución y la Inmaculada ha servido para amortiguar estos datos,  y la ocupación hotelera se ha diluido durante la quincena, apenas superando el 61% en el destino que mejor valor arroja que es Valencia.

Benidorm se deja más de 6 puntos de ocupación sobre el dato de 2019, debido a dos factores: los británicos no recuperan el brío habitual y el mercado español está pinchando también en estas semanas más complicadas de la temporada baja.

Todas las previsiones del sector se están cumpliendo sobre las dificultades que se esperaban para el invierno, a la espera de confirmar las últimas previsiones de ocupación hotelera para Navidad y Nochevieja, esperando que la última hora funcione como en años anteriores. 

BENIDORM

El destino Benidorm anota durante los primeros 15 días del mes de diciembre una ocupación media del 60,7%. Se dejan en el camino 11,1 puntos respecto a la última quincena y no alcanzan los valores registrados en el mismo periodo de 2019, cuando se registró una ocupación del 67,1%.(consulte la evolución semanal de la ocupación hotelera en el gráfico de barras del informe).

El mercado español vuelve a liderar la tabla con un 58,1%. Sin embargo, el mercado internacional continúa siendo más voluminoso representando un 41,9% frente al nacional.  Del total de turistas alojados en hoteles durante la quincena, un 31,4% son de origen británico, seguidos a una larga distancia por los belgas (3,8%), neerlandeses (2,7%) e irlandeses (1%). El resto de mercados emisores no superan el 1% de representatividad en ningún caso.

Para la segunda quincena de diciembre, de momento ya se cuenta con un 59,3% de reservas, con la seguridad de sobrepasar este registro como viene sucediendo en anteriores quincenas.