Benidorm inicia la renovación de las estaciones de bombeo y las conducciones de Severo Ochoa y Sierra Helada  

La actuación tendrá un plazo de ejecución de seis meses y un presupuesto de licitación de 1,5 millones de €

El Ayuntamiento de Benidorm comenzará este mismo mes de diciembre una intervención vital para el tratamiento de las aguas residuales de la localidad. Se trata de la renovación de las estaciones de bombeo de Severo Ochoa y Sierra Helada y la necesidad de hacerlo se debe a evitar averías que se han registrado a lo largo de los años en el tramo de la calle Nápoles.

Esta intervención lleva aparejada la reparación del tramo de impulsión dañado en la estación de Severo Ochoa, así como la creación de una rotonda en la intersección del Camino de Torreros con Severo Ochoa.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, que ha visitado esta mañana la zona acompañado por el edil de Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate, ingenieros municipales y de la concesionaria Hidraqua, ha indicado que el motivo de esta actuación “es debido a que en estos momentos solo tenemos una línea de impulsión en lugar de dos, por lo que si se rompiera la que hay nos quedaríamos sin ninguna y las aguas residuales irían a parar al mar. Eso es lo que pretendemos evitar”.

Los trabajos comenzarán este mismo mes de diciembre y tendrán un plazo de ejecución de seis meses, según figura en el proyecto. El presupuesto de licitación asciende a 1.511.570,91 euros y será financiado por la concesionaria de la gestión del Ciclo del Agua, Hidraqua, con cargo a los fondos de inversión.

La intervención consistirá en el acondicionamiento de la estación de bombeo de Severo Ochoa, el cambio de las bombas actuales y de los cuadros eléctricos, además de la modificación de algunos elementos para la mejora del funcionamiento de la estación.

También se sustituirá un tramo de unos 300 metros de la actual tubería que discurre por Severo Ochoa en el tramo entre el Camino de Torreros a la calle Nápoles por una tubería de 700 milímetros de fundición dúctil y recubrimiento interior de polietileno. Como ya se ha dicho, los primeros trabajos darán inicio este mes y las afecciones se irán comunicando a los residentes a medida que avancen las labores. Lo mismo se hará con las posibles modificaciones en el tráfico rodado en el tramo afectado.

Toni Pérez ha incidido en que se trata de una actuación “fundamental” para el tratamiento de las aguas residuales de Benidorm “que se complementa y continúa otras inversiones que hemos realizado en diferentes puntos de la ciudad para conseguir la mejor gestión posible del agua. Una vez finalizada volveremos a contar con dos líneas de impulsión con plenas garantías de funcionamiento”.

El alcalde, no obstante, ha lamentado que “ni el Ministerio ni la Conselleria invierten en Benidorm lo que les corresponde y al final es la ciudad la que tiene que hacerse cargo de la falta de inversión de ambas administraciones”. En ese sentido ha reiterado sus críticas a la EPSAR, dependiente de la Conselleria, “que no invierte en la ciudad a pesar de que cada año recibe más de cuatro millones de los benidormenses”.

Por otro lado, y como actuación de mejora, el proyecto incluye la construcción de una nueva rotonda en la intersección del Camino de Torreros con Severo Ochoa, a la altura de la conocida ‘Curva de El Niño’.