Benidorm incorpora mejoras en la estación de bombeo de la depuradora de la Plaza de la Hispanidad por valor de 98.546 euros  

Se sustituirán las cuatro bombas actuales, ya descatalogadas,  y los compresores existentes por estar infradimensionados

La Junta de Gobierno Local (JGL) del Ayuntamiento de Benidorm ha aprobado hoy una inversión de 98.546,73 euros para acometer actuaciones de mejora de elementos técnicos en el sistema de bombeo de la EBAR de la Plaza de la Hispanidad y en la red de aire comprimido de la EDAR debido a su estado de obsolescencia.

El pasado mes de agosto la empresa adjudicataria del mantenimiento y funcionamiento de las estaciones de bombeo y de la depuradora, Aquambiente, advirtió de la necesidad de sustituir las cuatro bombas de la Estación de Bombeo de la Plaza de la Hispanidad debido a que la tasa de atascos de estos impulsores hace imposible un funcionamiento continuado de la estación.

El concejal de Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate, ha explicado que “los técnicos nos han dicho que las bombas actuales no son capaces de vaciar la cámara húmeda del bombeo a pesar de que el caudal teórico de estas bombas es superior al que accede a la propia cámara”. Por ello se ha propuesto la sustitución de ese modelo de bombas “por otras de nueva fabricación y alta eficiencia y dotadas de impulsores capaces de evitar los atascos”.

No será esta la única actuación de mejora que se realice, ya que también se ha detectado que los equipos que presurizan la línea de aire en la EDAR “son insuficientes por estar infradimensionados para las necesidades actuales de la planta” ha indicado el edil.

Ello implica la presencia de problemas continuados “en diferentes lugares de la depuradora, como la apertura de las tajaderas de descarga o el control de la presurización y flotación de fangos”. Estos sistemas tampoco disponen de una cabina de insonorización ni de un equipo de desecación. “Es necesario e imprescindible adaptarlos a la normativa vigente en la actualidad” ha afirmado González de Zárate, que añadía que “la única solución es la sustitución de los compresores”.

Los técnicos municipales habían informado favorablemente la propuesta formulada por la mercantil adjudicataria y de ahí que la Junta de Gobierno haya aprobado realizar la inversión. “Lo que pretendemos es solucionar los problemas que van surgiendo en unas infraestructuras que son fundamentales para la ciudad y para la gestión del agua, problemas que en muchas ocasiones derivan de la antigüedad de las instalaciones y elementos que hay que sustituir” ha finalizado el concejal.