Hosbec mantiene su NO a la «tasa turística» y pide al PSPV que vote en contra de la proposición de Ley

Esta nueva figura fiscal es inoportuna, injusta y demoniza al sector que está llamado a mantener la actividad económica en los próximos años.

La industria hotelera valenciana pierde competitividad respecto a otros destinos en todos los segmentos: vacacional, urbano, negocios e incluso el turismo de interior. 

Los empresarios hoteleros y turísticos de la Comunidad Valenciana mantienen su posición contraria a la proposición de Ley que hoy se está debatiendo en Les Corts y que previsiblemente mañana se llevará a votación. Especialmente se solicita al PSPV que vote en contra de la proposición de Ley que crea la figura fiscal de la denominada ‘tasa turística’ por los siguientes motivos:

– Es un impuesto que agrava todavía más la presión fiscal de los valencianos, una de las más altas de España, y que van a pagar un 30% de los turistas que proceden de la propia Comunitat.

– Es un impuesto inoportuno que viene a castigar todavía más a empresas que no han superado aún los efectos de la crisis del Covid y que está inmersa en una compleja situación económica derivada de la inflación y de los incrementos de costes energéticos y de alimentación que forman parte básica de su prestación de servicios. Este castigo, además, se amplía a los consumidores que eligen Comunitat Valenciana como destino de su preferencia, que también sufren los efectos de los incrementos de la cesta de la compra. 

– El turismo es el sector que está llamado a sostener y tejer la red de seguridad de la economía valenciana en los próximos años como ya lo hizo en crisis anteriores. Ante una grave crisis industrial y de las empresas tecnológicas, el turismo y todo su efecto arrastre será la actividad que contribuya decisivamente  al empleo, ingresos y contribución al PIB. Un nuevo impuesto que demonice la actividad turística puede comprometer todo nuestro futuro.

– La industria hotelera y del alojamiento turístico valenciano va a perder competitividad respecto a otros destinos con iguales o superiores atractivos a los nuestros. No sólo el segmento vacacional va a resultar afectado, sino sobre todo el urbano, el de negocios e incluso el turismo de interior. Ninguna ciudad como Málaga, Sevilla, Madrid, Bilbao, Zaragoza, Santiago… ni Canarias, ni Murcia ni la costa andaluza… ni zonas de interior de Cuenca, Teruel, Albacete y Murcia por proximidad van a castigar a sus turistas y visitantes con un impuesto a adicional a los que ya pagan. 

– La ‘tasa turística’ va a premiar al turismo menos sostenible: al no regulado y que no crea empleo, y todo el que se desarrolla en torno a la economía sumergida. Ninguno de ellos va a pagar tasa alguna por lo que esta figura va en contra precisamente de los criterios de calidad, profesionalización, prestigio y hospitalidad que debe presidir toda la actividad turística en la Comunidad Valenciana. 

HOSBEC considera que hay suficientes motivos más que justificados para aparcar en estos momentos la tramitación de la proposición de Ley, sobre todo teniendo en cuenta que no se ha solicitado ni se dispone de informe alguno que avale la conveniencia y el ajuste a derecho del impuesto que se va a aprobar.  No se ha requerido ni informe del Consejo Jurídico Consultivo ni informe del Consejo Económico y Social, ante el más que posible pronunciamiento en contra de esta norma. 

Por su parte, los servicios jurídicos de HOSBEC van a estudiar la impugnación de esta norma ante los tribunales, ya que un impuesto bonificado al 100% es un impuesto claramente innecesario que no debería siquiera pasar de la fase de documento borrador. Si se desea crear un impuesto de carácter municipal, como se ha vendido, hay que hacerlo a través de una modificación de la Ley de Haciendas Locales.

Ningún municipio más allá de Valencia ha solicitado o se ha manifestado favorable a aplicar el recargo de esta nueva figura impositiva, siendo además Valencia uno de los municipios más favorecidos por los fondos Next Generation que tiene que gestionar en los próximos meses precisamente en estrategias de sostenibilidad y por mayor cuantía que la recaudación de la ‘tasa’. Ni siquiera la Síndica del PSPV, Ana Barceló, que es candidata a la alcaldía de Alicante se ha mostrado favorable a aplicar este impuesto en esa ciudad. Ningún otro alcalde se ha manifestado favorable a un nuevo impuesto porque son conscientes de los riesgos que conlleva este nuevo dumping fiscal que se ha creado entre destinos turísticos de la propia Comunitat

HOSBEC solicitará a todos los partidos políticos que incluyan en sus próximos programas electorales la derogación de esta norma antes de su entrada en vigor que está prevista para 1 de enero de 2024. 

Por último HOSBEC solicita al presidente Ximo Puig que mantenga a Francesc Colomer en su cargo de secretario autonómico de Turismo, para poder coordinar y monitorizar los efectos de la aprobación de este nuevo impuesto en la imagen turística de la Comunitat Valenciana en los diferentes mercados y poder tomar las medidas legislativas necesarias de reforma o supresión, que serán necesarias.