Unas 40.000 personas llenan las calles del Rincón de Loix color y alegría en la 25ª edición de la ‘Fancy Dress Party’

Miles de turistas disfrutan en Benidorm de una celebración que desde hace años es ya una referencia

La ‘Fancy Dress Party’ ha vuelto a ser fiel a su cita por las calles del Rincón de Loix, como cada año el día después de terminar les Festes Majors Patronals, tras dos años sin celebración como consecuencia de la pandemia. Con el colorido y el buen ambiente por bandera, unas 40.000 personas, en su mayoría británicos, se han dado cita en esta grandiosa y gigantesca fiesta de disfraces, que este año cumple sus bodas de plata y que, una vez más, ha inundado de imaginación y humor este barrio de la ciudad.

Aunque durante toda la mañana ya ha podido verse a cientos de turistas ataviados con sus disfraces, repartidos por los locales de la zona, ha sido a las 16 horas cuando ha comenzado el momento más esperado de la jornada; el espectacular desfile de carrozas, acompañados por bandas, batucadas, DJs, grupos de bailes, etc.

Hasta allí se ha desplazado el alcalde, Toni Pérez, quien ha disfrutado del desfile junto al concejal de Fiestas, Jesús Carrobles, el de Seguridad Ciudadana, Lorenzo Martínez, y el comisario del CNP, Ceferino Serrano.

Dieciséis carrozas son las que han desfilado por las calles Lepanto, Derramador y Gerona levantando el aplauso de los asistentes a lo largo del recorrido. Esta celebración ya se ha convertido en una referencia para los turistas británicos, muchos de los cuales ya reservan sus vacaciones con la mente puesta en este evento. Los organizadores consideran que este año se han superado la cifra de asistencia del año 2019.