Las ayudas para aliviar la factura de la luz a los mayores de 65 años llegan ya a 672 hogares y alcanzan los 100 euros

Las personas beneficiarias incluidas en esta primera remesa recibirán en los próximos días el abono de la ayuda para el gasto energético de su vivienda habitual

La ayuda lanzada por el Ayuntamiento para aliviar el gasto que los mayores de 65 años han desembolsado en los últimos meses por el consumo de luz ha llegado ya a 672 hogares de Benidorm. Así lo ha trasladado hoy el alcalde, Toni Pérez, después de que la Junta de Gobierno Local (JGL) haya aprobado la primera remesa de estas ayudas, que se han gestionado desde el departamento de Bienestar Social que dirige Ángela Llorca. 

El alcalde ha recordado que “la ayuda inicial prevista era de al menos 50 euros por hogar que reuniera los requisitos, cantidad que finalmente ha podido incrementarse hasta los 100 euros al contar con remanente suficiente”. Unas ayudas cofinanciadas por el Ayuntamiento y la Diputación de Alicante, a través de una subvención concedida a Benidorm para atenuar los efectos de la pobreza energética. 

Toni Pérez ha indicado que esta convocatoria sigue la línea marcada por el Ayuntamiento de “distribuir los recursos a los segmentos de población que más lo necesitan”. Asimismo, ha recalcado que desde el Ayuntamiento se ha tratado siempre de “estar cerca de la ciudadanía y atender esas necesidades”, con un apoyo a  las familias  “ha sido constante, primero con la pandemia de Covid y después con ayudas vinculadas al coste de la luz”. 

En este punto ha detallado que la primera de estas ayudas ya se dio el año pasado -beneficiándose de ella los 1.800 hogares que había recibido a las ayudas a familia-,  y “ahora se realiza un nuevo esfuerzo ante lo que es una escalada sin precedentes del precio de la energía”. 

Las personas incluidas en la primera remesa aprobada hoy recibirán en los próximos días el abono de los 100 euros de ayuda para compensar el gasto energético que han soportado de la vivienda habitual. 

Estas ayudas estaban destinadas a personas mayores de 65 años, que lleven al menos los últimos 5 años empadronadas en Benidorm de forma ininterrumpida y que sean propietarias o arrendatarias de una vivienda destinada a residencia habitual. Además, el resto de miembros de la unidad familiar –hasta tercer grado de consanguinidad- que convivan en la casa también debían haber cumplido los 65 años y estar empadronados en la ciudad por el mismo periodo de 5 años ininterrumpidos. 

Una vez aprobada la primera resolución de ayudas, se abre un plazo de un mes para recurrir su desestimación.