La Concejalía de Sanidad de l´Alfàs recomienda extremar las precauciones ante la subida de las temperaturas

Ante la subida de temperaturas que se espera en los próximos días, desde la concejalía de Sanidad se pide prudencia y máxima precaución al conjunto de la población. Un llamamiento para que extremen las precauciones, haciendo especial hincapié en menores, mayores y enfermos.

La concejala de Sanidad, Marisa Cortés, ha recordado que “hay que beber agua y líquidos a menudo, aunque no se tenga sensación de sed, evitar el consumo de alcohol y cafeína y comer de forma ligera varias veces al día”. Recomendaciones dirigidas a reducir los riegos para la salud asociados a la exposición al sol y a temperaturas ambientales extremas.

Las olas de calor son episodios de temperaturas muy altas que pueden llegar a producir efectos graves sobre la salud de la población. La exposición a temperaturas excesivas puede provocar problemas de salud como calambres, deshidratación, insolación o golpes de calor.

Los colectivos más vulnerables a los efectos negativos del calor sobre la salud son los menores, las personas de edad avanzada, las embarazadas, personas con enfermedades crónicas (problemas respiratorios y cardiovasculares principalmente) y aquellas que se encuentran en situaciones de desigualdad social.

El aporte de sales minerales es fundamental para el organismo, para reemplazar las pérdidas que se producen con el sudor. Las bebidas para deportistas pueden ser muy adecuadas. Así mismo, se aconseja reducir la actividad física y evitar el deporte en las horas centrales del día. También usar ropa holgada y transpirable, de color claro, y cuidar el calor excesivo en el interior del coche, especialmente si viajamos con bebés, personas mayores, enfermos y mascotas. Además, hay que utilizar cremas protectoras adecuadas para evitar quemaduras y, a largo plazo, la aparición de un cáncer de piel.

En el hogar, se deben mantener las persianas bajadas y las ventanas abiertas. También se pueden tomar duchas o baños con frecuencia y utilizar el aire acondicionado, si se dispone de él, sin reducir de forma excesiva la temperatura ambiental.

Se trata de adoptar una serie de medidas para prevenir los problemas físicos que pueden producirse en situaciones de calor intenso. Una nota informativa que lanza el área de Sanidad con el fin de prevenir y minimizar los efectos para la salud ante la llegada de olas de calor.

Cómo prevenir los efectos del calor

  • Infórmese sobre alertas y predicciones meteorológicas.
  • Evite exponerse al sol entre las 11 AM y 16 PM.
  • No deje niños, animales o ancianos en vehículos estacionados.
  • Evite hacer ejercicios o actividades intensas al aire libre sin protección.
  • Consuma agua cada 2 horas, aún sin tener sed.
  • Mantenga la vivienda fresca cubriendo las ventanas durante el día y usando aire acondicionado o ventilador en las horas de más calor.
  • Si tiene enfermedades crónicas y usa medicamentos, consulte con su médico.

Qué hacer en caso de presentar signos y síntomas de agotamiento por calor severo o golpe de calor:

  • El golpe de calor es una urgencia médica con riesgo de muerte. La persona debe recibir cuidados en un hospital.
  • Detenga toda actividad física.
  • Llame una ambulancia de forma inmediata.
  • Muévase o mueva a la persona afectada a un sitio fresco.
  • Humedezca la cabeza y el cuerpo, y ventile a la persona para reducir la temperatura.