Palau Altea acogió la inauguración de la exposición pictórica “El legado de mis ideas” del artista Antonio Ballesta

La obra del artista de la Vega Baja estará expuesta hasta el 29 de septiembre

Palau Altea acogió el pasado jueves 21 de julio la inauguración de la exposición pictórica “El legado de mis ideas” del artista Antonio Ballesta. El Alcalde de Altea, Jaume Llinares, la edil de Cultura, Aurora Serrat y la comisaria de la exposición, Esperanza Durán junto con el artista fueron los encargados de inaugurar la muestra.

La responsable del área, Aurora Serrat, destacó: “desde la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Altea seguimos fieles con nuestro compromiso de convertirnos en un altavoz de diferentes manifestaciones artísticas, en esta ocasión especial presentamos “El legado de mis ideas”. “El artista Antonio Ballesta ha sido todo un descubrimiento para mí, una persona cercana, humilde y reflexiva que le apasiona el arte, en esta exposición el artista funde sus ideas mediante colores, las formas abstractas, la luz y con las palabras”.

En los lienzos del artista de la Vega Baja predomina lo abstracto pero también se esbozan ocasionalmente siluetas o perfiles distorsionados. La base artística de la pintura de Ballesta estriba en su dominio de la composición: por un lado, la disposición cromática es desafiante e insufla siempre una perplejidad en el espectador; por otro, el pintor es conocedor de los espacios: cada línea-mancha-figura y cada tono pictórico están sometidos a su voluntad de crear. Con y sin iconos, prevalece una invitación a la reflexión espiritual –ética o moral– a partir de las esencias de la existencia vital.

El primer edil, Jaume Linares, mostró su satisfacción de recibir una artista como Ballesta en Palau Altea: “todo en sus obras está estudiado, nada queda a la improvisación. Cada cuadro de Antonio Ballesta, es una reacción a aquelloque lo hace vibrar, como la música, la poesía, la luz del paisaje, la filosofía, el amor, la amistad, y aquello que el revuelta, como las injusticias, la mentira, la manipulación, la corrupción, o el desgobierno”.

Por su parte, la comisaria de la exposición, Esperanza Durán señaló: “la sensibilidad de Antonio Ballesta planea, sin tocar apenas el suelo, en cada uno de esos detalles que observa pausadamente, que mide minuciosamente, que acaricia delicadamente y a los que rinde culto religiosamente. La creatividad de Antonio Ballesta habita en ese cargar de pincel, no solo de óleo, sobre todo, de ilusión, esperanza, fe y poesía”.

Antonio Ballesta, explico su obra e invitó a visitarla en Palau Altea: “son títulos extensos, asertivos y opinativos, que sirven para estimular la participación del espectador: para incitar al debate, a la controversia, para acercarse quizás aún más vacilantemente al cuadro, porque el visitante quiere comprender y traducir… Los títulos fascinan y abren los ojos de la mente y del corazón”.