La ocupación hotelera cumple objetivos en la primera quincena de julio aproximándose a los datos de 2019

A pesar de las dificultades económicas, operativas y sanitarias, los destinos de la Comunidad Valenciana registran buenos datos:

  • Benidorm: 85% (⬇️ -3,6 puntos sobre 2019)
  • Costa Blanca:  80,1% (⬇️ -1 punto sobre 2019)
  • Valencia: 89,3% (⬇️ -0,5 punto sobre 2019)
  • Castellón: 74,3%


Ya tenemos los datos de ocupación hotelera correspondientes a la primera quincena de julio 2022, primer periodo del grueso de la temporada alta turística. En esta quincena se han cumplido los pronósticos y los datos de ocupación se han situado en valores próximos a los de 2019 prácticamente en casi todos los destinos, confirmando la fortaleza de la actividad turística. 

A pesar de los inconvenientes que se están sucediendo en este inicio de temporada, las ganas de viajar y las vacaciones vuelven a escalar posiciones en la prioridad de gasto de los consumidores españoles y europeos. A la vista de los datos parece que, al menos en el inicio de la temporada, las dificultades económicas, la situación de los aeropuertos o la séptima ola de Covid no están afectando de forma importante al ritmo de reservas. 

Benidorm es el destino en el que la distancia sobre julio 2019 se abre hasta más de 3 puntos, pero su marcado componente internacional ha hecho que sea el destino más afectado por las cancelaciones, huelgas y caos que se vive en muchos aeropuertos y en especial a los que unen Reino Unido con el aeropuerto de Alicante. Destacan de nuevo los portugueses que aparecen como tercer mercado en importancia después de españoles y británicos, por lo que se ha recuperado la tradicional estructura del mercado internacional. 

La Costa Blanca mantiene su tendencia y roza la normalidad de 2019, lo que igualmente ocurre en Valencia que registra el mejor dato de ocupación media con un 89,3% en esta primera quincena gracias al buen comportamiento sobre todo del mercado nacional.  

Castellón mantiene un 74,3% de ocupación media, construida sobre un 82% de mercado nacional 

Las previsiones para la segunda quincena de julio marcan ritmos muy similares a estos, por lo que la ocupación de julio estará entre el 85 y el 90% de media a final del mes. 

BENIDORM

La primera quincena del mes de julio deja en el destino de Benidorm una media de ocupación hotelera del 85%, lo que supone un incremento de 1,4 puntos porcentuales respecto a la quincena anterior. Sin embargo, todavía está lejos de alcanzar los valores de 2019, último año de normalidad, cuando para el mismo periodo de estudio se observó un 88,9% de ocupación(consulte la evolución semanal de la ocupación hotelera en el gráfico de barras del informe).

Durante el periodo estudiado, el turismo doméstico (47,5%) mantiene su peso uno de los principales mercados emisores del destino. Dentro del mercado internacional, el turista británico se consolida como principal mercado emisor (37,2%), llegando a superar al mercado nacional. Le siguen a larga distancia los mercados portugués y belga con un 4,4% y 1,8% respectivamente. Por último, encontramos a los mercados neerlandés, rumano e irlandés con una representatividad del 1,4%, 1,3% y 1,1% respectivamente. El resto de mercados presentan cuotas más bajas siempre por debajo del 1%.

En cuanto a la previsión para la 2ª quincena del mes de julio, se espera un 83,3% de ocupación media. Registro que puede verse alterado con las reservas y/o cancelaciones de última hora.