Benidorm despide las fiestas del Carmen con la procesión marinera y el verso a la Virgen

Centenares de personas siguen la romería desde el mar, el puerto y El Castell

Benidorm despidió el passado domingo las fiestas de 2022 en honor a la Virgen del Carmen con la tradicional procesión marinera por la bahía y el recitado del verso a la patrona de los marineros. Residentes y turistas se volcaron ayer en ambos actos, siempre multitudinarios y que en los últimos años no habían podido celebrarse debido a la pandemia, siguiendo la romería desde el muelle, el espigón del puerto y El Castell.  

La imagen de la Virgen del Carmen salió desde la iglesia de Sant Jaume y Santa Ana y fue llevada a hombros hasta el puerto. En su recorrido, estuvo acompañada por una comitiva en la que se encontraban, entre otros, el alcalde, Toni Pérez; el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles; la Marinera de Honor, Sofía Fuster; el presidente de las Fiestas del Carmen, Ginés Alvarado; las Reinas de les Festes Majors Patronals, Aila Merenciano y Chloe d’Hebboudt, el presidente de la Comissió, José Vicente Fuster; y el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Benidorm, José Martínez.

Pasadas las 20.00 horas, se inició la romería, encabezada por la embarcación golondrina que portaba en la proa la imagen de la Virgen del Carmen. A ella se sumaron otros dos barcos golondrina, pequeñas embarcaciones particulares y barcas de remo del Club Náutico y Anémona, que acompañaron a la Estrella de los Mares por las aguas de Benidorm. Frente a la costa y antes de volver a tierra, un grupo de buzos deposito en el fondo marino una imagen de la Virgen y posteriormente se lanzaron al agua tres coronas en recuerdo de los caídos en el mar. 

Ya en tierra, finalizada la procesión, en el Paseo de Colón y en presencia de centenares de personas, la Marinera de Honor recitó el verso a la Virgen de El Carmen, obra de Vicenta Pérez Bayona. El encendido de una ‘estampeta’ precedió la vuelta de la imagen a la iglesia de Sant Jaume y Santa Ana. Una mascletà nocturna puso punto final a la noche y a la festividad del Carmen.