El arte escultórico y monumental de Juan Méjica ‘toma’ el Paseo de Poniente

Hasta el 9 de octubre, se podrá disfrutar de siete esculturas de gran formato del autor sobre temas universales españoles

El alcalde destaca que con esta exposición de “primerísimo nivel” Benidorm se consolida como “museo al aire libre”

El arte escultórico y monumental de Juan Méjica ‘toma’ desde hoy y hasta principios de octubre el Paseo de Poniente, “un emplazamiento inigualable para una exposición también inigualable”. Así lo ha señalado el alcalde, Toni Përez, durante el recorrido por esta muestra al aire libre realizado esta mañana junto al propio autor; la concejal de Patrimonio Histórico y Cultural, Ana Pellicer; miembros de la Corporación; y la directora de la Fundación Méjica, Mª Dolores Rodríguez.

Toni Pérez ha destacado que se trata de “una exposición de primerísimo nivel” compuesta de siete esculturas de “gran formato” de “un escultor de reconocido prestigio nacional e internacional”, que cuenta “con obras repartidas en cuatro de los cinco continentes”. Una exposición que “llega para estar con nosotros hasta una fecha tan señalada como el 9 de octubre”, que “va a estar conviviendo con el día a día de una ciudad que ya está en plena ebullición en este principio de julio” y que “van a poder admirar cientos de miles de personas durante los próximos tres meses”. 

Tras agradecer “las facilidades” puestas por la Fundación Juan Méjica y “el trabajo y esfuerzo” de la Concejalía de Patrimonio Histórico y Cultural el alcalde ha subrayado que con esta muestra de gran formato “en la vía pública”, “la tercera que organizamos en muy poco tiempo”, Benidorm se consolida como “museo al aire libre”, acercando así la “cultura a la población” y favoreciendo que “el público pueda disfrutar del arte en plena calle”. 

Por su parte, Juan Méjica ha explicado que las siete piezas que se exhiben responden a una iconografía de “temas universales españoles” como puedan ser “el toro, los seres antropomorfos, la mujer solar, el asturcón o el tejo”. El autor ha detallado que se trata de piezas “aguerridas y con carácter”, de “entre 2 y 5 toneladas” y “casi 4 metros de altura”, hechas de una aleación “de acero y cobre”, resistente a la acción del salitre. 

Méjica ha asegurado que “las piezas junto al mar pueden sacar todos sus potenciales”, y ha agregado que en este “museo al aire libre” en el que se configura el Paseo de Poniente “todos son protagonistas”: piezas y público. 

En este sentido, ha incidido en que su obra “está precisamente pensada para ser tocada, para ser vivida” y ha expresado su deseo de que “los millones de personas que visitan Benidorm se lleven esa imagen” de la ciudad con sus esculturas. 

Las siete esculturas que componen la exposición se encuentran dispuestas desde el inicio del Paseo de Poniente -a la altura de la avenida Jaime I- hasta el cruce con la avenida de Xixo.