El CF La Nucía sube a Primera RFEF tras ganar al Arenas de Getxo

El club nuciero jugará en la categoría de bronce del fútbol español

El Club de Fútbol La Nucía logró el ascenso a Primera RFEF tras ganar al Arenas de Getxo 2-1 en la final de la promoción de ascenso, el pasado sábado en el Estadi Olímpic Camilo Cano. Un gol de Javi Martín en el 93 catapultó a “los rojillos” a la categoría de bronce del fútbol español.

Los goles de Javi Cabezas y Javi Martín dieron la victoria del CF La Nucía en la “gran final” ante el Arenas Club de Getxo. La marea roja no falló en la “gran final” del playoff de ascenso y más de 4.000 espectadores rojillos llenaron las gradas del Estadi Olímpic Camilo Cano. 

Quince días más tarde el CF La Nucía logró el ascenso a Primera RFEF. Tras la desilusión de empatar ante el Intercity en la última jornada de liga y no subir de manera directa al quedar segundo, llegó el sábado pasado la euforia tras vencer al Arenas Club en la final del playoff de ascenso a Primera RFEF. A la “segunda oportunidad” el equipo de César Ferrando no falló y tras eliminar al Coria en semifinales, completó la promoción derrotando al equipo vasco en la “gran final” del ascenso.

Primera parte: gol de Javi Cabezas

La Nucía no comenzó bien el encuentro notaba la presión y el equipo estaba atenazado. Por el contrario, el Arenas de Getxo salió a todo trapo con una gran presión en campo contrario. La primera ocasión fue para el conjunto vasco en un remate de Izeta en el minuto 2 del encuentro. Poco a poco La Nucía fue llegando al área contraria, primero en un córner y después en una falta lateral. Y entonces llegó el primer gol de la tarde. Fofo controla de espaldas, habilita a Mariano que desde el centro del campo envía un balón en profundidad a Javi Cabezas. El extremo nuciero conduce el balón a toda velocidad y bate al portero vasco con un perfecto tiro cruzado. El primer tanto nuciero desató la locura en la “marea Roja” Con este gol Javi Cabezas se quitó la espina del penalti fallado en Granada en la penúltima jornada de liga, que pudo dar el ascenso directo.

El gol nuciero tranquilizó el encuentro, mientras La Nucía tuvo sus oportunidades, pero le faltó acierto para rematar el encuentro. El Arenas de Getxo despertó y llegó de nuevo al área de La Nucía.

Segunda Parte: Cruz y Cara

Nada más comenzar la segunda parte el capitán Fofo pudo sentenciar el encuentro. Pero su remate lo desvió a córner un defensa vasco en el área pequeña cuando la grada ya cantaba el gol. Poco a poco La Nucía fue cediendo terreno de juego y el Arenas fue creciendo y llegando al área nuciera. Los vascos lo probaron todo hasta que consiguieron el gol del empate en el 83. Un trallazo a la escuadra de Arzuaga es desviado por el portero nuciero Valens, con la mala suerte que dejó el balón muerto en el área pequeña y Cortezón marcó el 1-1, adelantándose, a los centrales nucieros. A pesar de que Moisés intentó parar al delantero vasco, rompiendo la red de la portería al lanzarse en plancha, lesionándose. La lesión del central nuciero hizo que hubiera un parón en el encuentro. 

El gol del empate puso el partido en el alambre, pero la grada nuciera se vino arriba y empezó a animar a La Nucía. El equipo lo notó y sentenció el encuentro. El fino centrocampista Fer Pina habilitó a Javi Martín, que aprovechó el balón en profundidad para sortear a los defensas del Arenas y batir al portero vasco. Un gol histórico en el minuto 93, que vale un ascenso a Primera RFEF y que evitó la prórroga. Un tanto a lo San Julián que recordará la afición nuciera para siempre.

Tras el 2-1 La Nucía se encerró atrás y tiró de oficio para que se jugara lo menos posible. En el eterno descuento el Arenas de Getxo tuvo varias aproximaciones al área nuciera. Y el partido terminó con un doble córner. Al final victoria por 2-1 para La Nucía, que vale un ascenso. 

Celebración sobre el césped 

Tras el pitito final hubo invasión del campo para celebrar con el equipo otro histórico ascenso. Jugadores y afición se fundieron en una gran marea roja sobre el césped del Estadi Olímpic Camilo Cano, que se estrenó en ascensos nucieros.

La Nucía jugará la próxima temporada en Primera RFEF, la categoría de bronce del fútbol español, un paso más hacia el fútbol profesional. Será la población más pequeña en militar en la tercera categoría del fútbol español.