Carlos Mazón: “Hay que devolver a los ciudadanos lo que se les está recaudando de más”

El PPCV sale a la calle para exigir menos impuestos y explicar su propuesta de reforma fiscal
“Urge bajar el impuesto de la renta, sobre todo a las rentas más bajas”“Si Puig quisiera la bajada de impuestos se podría hacer mañana, pero no quiere”Se instalan carpas en Valencia, Castellón y Alicante para dar a conocer la reforma, que incluye una bajada de impuestos de 1.530 millones de euros

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, ha pedido “devolver a los ciudadanos lo que se les está recaudando de más” en su visita a la carpa informativa instalada en Elche para explicar la propuesta fiscal que propone el PPCV.

EL PPCV ha instalado carpas en diversas poblaciones de las tres provincias bajo el lema Menos impuestos. El líder de los populares ha explicado que “el objetivo de esta campaña es decir a los ciudadanos de la Comunitat que con el PPCV nuestra región dejará de ser el infierno fiscal en que lo ha convertido la izquierda. Nosotros proponemos una serie de medidas estudiadas, realistas, enfocadas a bajar impuestos y hacer la vida más fácil a las rentas bajas y autónomos, que son quienes más lo necesitan”.

Mazón ha explicado que “tal y como está la inflación y recaudando más de lo esperado por el aumento del precio de la luz, agua o hidrocarburos, hay que devolver a los ciudadanos lo que se les está recaudando de más. La reforma que proponemos es en estos momentos más necesaria que nunca. No solo hablamos de quitar el impuesto de sucesiones o donaciones, o convertir en progresivo el de transmisiones para la adquisición de vivienda con tasas reducidas para jóvenes, familias numerosas o gente con discapacidad, sino que lo más importante ahora es rebajar el impuesto de la renta, sobre todo a las rentas más bajas”.

El presidente del PPCV ha manifestado que bajar los impuestos a los valencianos “es ya una obligación moral y hay que hacerlo ya. Es obligatorio hacerlo para facilitar la vida a los más vulnerables”.

La reforma fiscal que plantea el PPCV incluye una bajada de impuestos de 1.530 millones, con una rebaja del tipo impositivo a los salarios más bajos, deflactar los umbrales correspondientes a cada tramo del IRPF, así como los mínimos personales y el resto de deducciones para ajustar el pago de impuestos a la verdadera capacidad económica de los contribuyentes. Supondría una reducción de hasta el 31% para los casos que más lo necesitan”.

Para Carlos Mazón, “llama la atención esta obsesión por no querer bajar los impuestos como si fuera incompatible con mantener una buena calidad de los servicios públicos. Lo han rechazado hasta tres veces. Se podría hacer mañana si quisiera el presidente de la Generalitat. Se niegan a devolver a los ciudadanos lo que se les recauda de más por el aumento del coste de la vida y se niegan a bajar impuestos a quien más lo necesita”.

Fuente: Partido Popular Comunidad Valenciana