Las salves rocieras suenan de nuevo en las calles de Benidorm

La Hermandad de Nuestra Señora del Rocío celebra el Triduo y el Simulacro de Despedida

El tambor, la flauta o gaita rociera y las salves han vuelto a sonar en las calles de Benidorm en la celebración del tradicional Triduo y el Simulacro de Despedida que ha protagonizado, un año más, la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Benidorm.

El viernes, la joven Naira Recio leía el Pregón Infantil en la Iglesia Parroquial de La Almudena y ayer sábado, el Pregón del Rocío, en el mismo lugar y a cargo de Rafael Martín. Hoy domingo, tras una misa rociera, a las 11.30 h, centenares de vecinos, la mayoría caminando y otros en carros y caballos, marcharon en romería hasta la Iglesia de Sant Jaume y Santa Anna para ofrendar a la Mare de Déu del Sofratge y despedirse de ella antes de iniciar el viaje a la aldea onubense de El Rocío.

En la romería, encabezada por el Simpecado de la Hermandad, han participado el alcalde, Toni Pérez; y el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles; y otros miembros de la corporación municipal junto al presidente de la Hermandad Juan Carlos Benavente y a la Hermana Mayor del Rocío 2022, Rocío Romero. También han formado parte de la comitiva las reinas Mayor e Infantil de les Festes Majors Patronals 2022, Aila Merenciano y Chloe D’Hebroodt; el presidente de la Comissión, José Vicente Fuster; y el de l’Associació de Penyes ‘Verge del Sofratge’, Adrián Romero.

En la plaza de Sant Jaume, Toni Pérez ha firmado en el Libro de Reglas de la Hermandad y ha deseado un feliz trayecto a quienes pongan rumbo hacia Almonte. A continuación, los peregrinos han ofrecido un baño de pétalos de flores a la Virgen del Rocío antes de dirigirse al campamento rociero, ubicado en la pinada de Foietes.