Al más puro estilo, Luis Colombo publica su libro «Yo fui cámara de …»

Lo primero que me dijo Luis Colombo y Martín Sanz cuando hablé con él para concertar esta entrevista es que el libro era gratuito. Le dí las gracias pero le respondí que ya me lo había leído. No se puede preguntar a un escritor por su libro si la periodista previamente no se lo ha leído el libro. A mí personalmente me ha sorprendido mucho: me ha emocionado porque conozco hace muchos años al profesional de la que cámara en ristre, aunque sólo hayamos trabajado juntos un par de ellos. Conozco a Luis y me lo imagino haciendo ese ejercicio de inmersión en sí mismo para que pase por su mente, fotograma tras fotograma, el grueso de su vida. Como siempre no se corta un pelo y cuenta que con la primera cámara profesional de la época  lo primero que “rodé  fue el entierro en Castellón del Ministro Herrero Tejedor, fallecido en accidente de tráfico, y la muerte de Franco, era el año 1975, si no recuerdo mal”. Empezó con funerales pero fue creciendo. “Autodidacta sin duda. Ha sido tras la fórmula de error-rectificación cómo he ido sorteando las dificultades de esta profesión”, dice. “¡ Me tocó cubrir la salida de los tanques a la calle, de Milán del Bosch. No lo hice a gusto, pasé miedo, pero si eres reportero, pues tienes que asumirlo ! Al día siguiente, enterramos a mi padre. Él no vivió el golpe de Tejero. Eso que se ahorró, porque el ya vivió el levantamiento militar en julio del ’36 y no lo pasó bien, incluso estuvo a punto de ser fusilado por socialista”. Cámara en mano ha hecho y rodado grandes programas y documentales en TVE. Déjesen llevar esta semana por  «El héroe de la cámara en ristre«

UN REPORTAJE DE BELÉN RICHARTE

         Pregunta.- ¿Por qué «Yo fui cámara de…» es una autobiografía al más puro estilo Colombo?

        Respuesta.- «Yo fui cámara de…» es una idea de Toni Cabot que ha hecho la introducción del libro. Yo, ni soy ni me considero un héroe de nada. Un héroe es aquel que salva la vida de un compañero en una trinchera de una guerra cualquiera. O salva una vida ya sea de una persona o una mascota que se está ahogando en unas aguas tumultuosas, pero yo no he hecho nada de eso. ¡ Pero si Toni Cabot, lo ve así, no voy a ser yo quien le rectifique!

        Pregunta.- Tu padre era agente de publicidad en Radio Falange, posteriormente reconvertida en RNE. La radio, en aquella época, era la televisión del momento. ¿Cómo recuerdas aquellos años en los que en las cocinas se oía la novela de turno, interpretadas por actores de primera, los concursos,…?

        Respuesta.- Yo era muy pequeño entonces, tendría unos ocho o diez años; pero recuerdo a la familia alrededor de la radio escuchando a Bobby Deglané o a José Iglesias “El zorro “, en programas cómicos que tuvieron mucho éxito. De radionovelas menos, no las escuchaba, nunca me han gustado y ahora en la televisión, tampoco. Nunca me enganché.

        Pregunta.- En pleno boom turístico de Benidorm tu padre, tu tío y un tercer socio construyen tres hoteles: Acapulco, El Toro y, por último, Copacabana. Entonces era muy sencillo, a través de las agencias de viaje, tour operadores como Clarkssons Holidays y Thomson, adelantaban el dinero para la construcción del hotel y ya se lo cobraban cuando llenaban los hoteles de turistas británicos, principalmente. ¿Cómo era el Benidorm de entonces? ¿Qué recuerdos te trae a la memoria? ¿Qué hacía un caballero, guapo y bien plantado en las noches del Benidorm de los setenta?

        Respuesta.- Pues vivía la vida como tantos otros. Me acostumbré a deambular por las discotecas con Richard Romero, con Pilippo, lo que luego se dio en llamar “ Los héroes de la noche “. Gente que vivía de noche y dormía de día, aunque yo no era precisamente uno de ellos, aunque vivía el ambiente. Mi padre era un emprendedor, muy activo e imaginativo, y efectivamente aprovechó aquella coyuntura para, con dinero adelantado de las Agencias de Viajes, construir tres hoteles que todavía hoy siguen funcionando, aunque con otros propietarios. Yo acababa de salir de la “mili” (Servicio Militar Obligatorio) y pasé directamente del Servicio Militar a la vorágine de “La Noche de Benidorm”. ¡ Fue un cambio muy brusco, pero me adapté pronto !

        Pregunta.- Ante todo Luis Colombo es un apasionado del Séptimo Arte, todavía sigues comprándote la revista “Fotogramas”. ¿Cuál fue tu primera cámara? ¿Qué es lo primero que rodaste con ella?

        Respuesta.- Sí, la revista Fotogramas la sigo comprando cada mes. Me sirve para estar al día de películas, títulos y actores, aunque algunos se me escapan, ahora con las plataformas no doy abasto. Netflix, HBO, Amazon Prime ó Filmin con miles de películas en cada una, es mucho material para verlo todo.

        Mi primera cámara fue una Arriflex modelo IIC, que era la cámara reina en aquellos años, con la que se rodaban películas. Yo me compré una de segunda mano con el dinero que ganaba por mi trabajo en la Recepción del Hotel Acapulco. Recuerdo que a mi padre no le gustó la operación, entiendo que por lo difícil de entrar en ese mundo, pero cuando vio que me hice con la Corresponsalía del NO-DO en Alicante y Murcia, ya se dio cuenta de que iba en serio y empezó a asumirlo. ¡ Creo que, al final, estaba orgulloso de lo que iba consiguiendo, porque después del NO-DO, llegó TVE y eso eran palabras mayores !

        Lo primero que rodé con ella, fue el entierro en Castellón del Ministro Herrero Tejedor, fallecido en accidente de tráfico, y la muerte de Franco, era el año 1975, si no recuerdo mal.

        Pregunta.- De niño ya apuntabas maneras y tuviste una primera toma de contacto con público a través del guiñol; después le llegó el turno al teatro; tuviste una incursión con la acuarela al óleo e, incluso, con la pintura acrílica y de ahí pasas al cine. ¿Te consideras un hombre renacentista o un autodidacta nato?

        Respuesta.- Autodidacta sin duda. Ha sido tras la fórmula de error-rectificación cómo he ido sorteando las dificultades.

        Pregunta.- Nárrame cómo descubres el cine.

        Respuesta.- Pues, son varias las películas que me marcaron en aquellos años. Pietro Germi en “ Sedotta e abbandonata “, ó “ Nosferatu “ de Murnau. Pasados  los años, “Grupo Salvaje” de Sam Peckinpah, también me marcaron mucho.

        Pregunta.-  Fuiste uno de los muchos, o de los pocos según se mire, alicantinos que viajaste a Perpignan para disfrutar de las películas prohibidas en España por la censura. ¿Cómo se organizaban esos viajes? ¿Por qué tipo de películas os decantabais?

        Respuesta.- El cine que se proyectaba en Perpignan, era cine prohibido por la censura franquista y entonces lo prohibido tenía una atractivo especial, “ “El último tango en París”, de Bertolucci o “ Antonio das mortes”, de Glauber Rocha,… ¡ Lo que tenían de atractivo era que estaban prohibidas en España y ya con eso era suficiente ! Éramos varios alicantinos los que viajábamos hasta Perpignan a ver cine prohibido, entre otros Antonio Dopazo, el crítico de cine del periódico Información. Veíamos 12 o 15 películas al día y, en algunas, me dormía en la butaca. Eran proyecciones maratonianas que te dejaban KO.

        Pregunta.- Eres de la Escuela del NO-DO. De la época del cinemáscope, de las grandes colas para entrar al cine. La gente quería evadirse de la triste y oscura realidad de los años de la posguerra en los cines de la época. ¿Qué suponía vivir en Benidorm en pleno boom del NO-DO?

        Respuesta.- Benidorm era un punto y aparte. El NO-DO yo lo recuerdo más asociado a Alicante. El NO-DO  era obligatorio. Era la manera que tenía entonces el Régimen de controlar ideológicamente a las masas. La misma labor que ahora hacen las diferentes televisiones que cobran del Gobierno. ¿ Qué pluralidad informativa van a tener unas cadena de TV que cobra del Estado? Ninguna, Yo no veo la TV y menos los Informativos que dan una información sesgada y manipulada. Yo procuro informarme de periódicos digitales independientes. ¡ El NO-DO era una broma comparado con lo que hoy sufrimos !

        Pregunta.- ¿Qué estabas haciendo en 23 de febrero de 1981?

        Respuesta.- Trabajaba para TVE en su programa regional “Aitana” de Valencia y me tocó cubrir la salida de los tanques a la calle, de Milán del Bosch. ¡ No lo hice a gusto, pasé miedo, pero si eres reportero, pues tienes que asumirlo ! Al día siguiente, enterramos a mi padre. Él no vivió el golpe de Tejero. Eso que se ahorró, porque el ya vivió el levantamiento militar en julio del ’36 y no lo pasó bien, incluso estuvo a punto de ser fusilado por socialista. Se libró porque no tenía delitos de sangre, por eso se escondió en Radio Falange para no levantar sospechas.

        Pregunta.- ¿Cuánto material habrás rodado a lo largo de tu vida y de cuál te sientes más orgulloso?

        Respuesta.- Pues tanto como para dar por lo menos, una vuelta al mundo. Miles de kilómetros en celuloide. De todo ello aprendí y de todo me siento orgulloso.

        Pregunta.- ¿Has hecho alguna incursión en el mundo del videoclip?

        Respuesta.- Si, he hecho varios con Ray Richardson, Norma Duval, Marlene Mourreau, y con otros artistas menos conocidos. Me lo curraba mucho cambiando de escenario cada estrofa y quedaban unos videoclips muy atractivos.

        Pregunta.- Dices en tu libro que: “Nunca se te ha escapado un gol”? Y eso, ¿cómo es posible?

        Respuesta.- Pues grabando un partido de fútbol tienes que estar pendiente de lo que haces. Algunos compañeros se despistaban y no estaban en lo que tenían que estar. Incluso alguno se comía un bocadillo mientras estaban grabando y claro en un descuido te perdías el gol. Hay que ser responsable en el trabajo.

        Pregunta.- En tu carrera hay un antes y un después del magazine “Gente hoy” que presentaba Mª Cruz Soriano en TVE. ¿Cómo recuerdas esos reportajes que realizabas para el programa? ¿Cómo se trabajaba entonces?

        Respuesta.- Mari Cruz Soriano era una gran profesional y también Maruja Callaved, que era la Directora de “Gente Hoy”. Yo le hacia propuestas a Maruja y ella me los aprobaba o no, entonces yo los rodaba y enviaba la lata a Madrid para su revelado y montaje en moviola. Luego se emitía. Tuvieron mucho éxito y crearon celos en algún Gobernador Civil que le preguntó a Maruja que qué pasaba con Alicante y Benidorm que no paraba de realizar reportajes. Y ella le respondió, pues simplemente que nuestro corresponsal Luis Colombo, no para de trabajar. Y así lo calló. Eso me lo contó Maruja y yo se lo agradecí, claro.

        Pregunta.- ¿Cómo te organizabas para trabajar en el citado programa y seguir con tus otras colaboraciones, como lo fue el rodaje de un reportaje dentro del, por aquel entonces buque insignia de la Armada Española, el Juan Sebastián “El Cano”?

        Respuesta.- Paco Summers, productor y hermano del Director de cine Manolo Summers, me ofreció un día rodar un documental en el Juan Sebastián “ El Cano”.Yo en un principio no quería ir por el miedo que me producen los aviones, pero al final le pedí una cantidad desorbitada para que me dijese que no, y así librarme de ese trabajo, pero me dijo que sí y ya no tuve mas remedio que hacerlo. Volamos en avión desde Madrid a Santo Domingo con escala en Miami. Esperando la llegada del buque insignia de la Armada Española. La llegada la rodé subido en un helicóptero de la Armada Dominicana. Quedaron unos planos muy espectaculares. Luego tras unos días en Santo Domingo partimos hacia Acapulco, pasando por el Canal de Panamá, que estaba plagado de mosquitos, con unos jeeps americanos fumigándolo todo. Hicimos todo tipo de planos. Subido al palo mayor, desde una zodiac, buscando siempre planos inéditos con ángulos poco vistos. Resultó un buen trabajo que a Paco Summers y Adriano del Valle, les gustó. Con eso me quedo.

        Pregunta.- ¿En cuántos programas de TVE has trabajado? ¿Cuál de ellos ha dejado mejor recuerdo en tí?

        Respuesta.- A decir verdad, “Gente Hoy” ha sido uno de los que dejaron en mí buenos recuerdos. También el programa deportivo “ Estudio Estadio”, que me dejó buenos y malos recuerdos, sobretodo cuando perdía en Hércules o el Elche y los espectadores me insultaban como si yo tuviese algo que ver con la pérdida de su equipo. Pero es normal cuando la gente está caliente.

        Pregunta.- ¿También has participado en las Vueltas a España junto a Jesús González Green y Eugenio Martín Rubio. ¿Has tenido alguna vez tiempo de aburrirte?

        Respuesta.- La verdad es que no me he aburrido. Con González Green y Eugenio Martín Rubio subimos en Globo en la Vuelta a España en globo, y con los dos me caí, gracias a Dios, sin consecuencias. Vueltas a la Comunidad Valenciana de ciclismo, también he hecho varias, y en el transcurso de éstas me pasó de todo. ¡ Nos caímos varias veces de la moto. En una curva de Alcalalí nos dimos un buen trompazo !

        Pregunta.- Has sido cámara reportero de RTVV, más de 18 años, ¿qué recuerdos te traes de esa época? ¿En cuántas producciones has estado?

        Respuesta.- Hemos hecho muchos programas tanto en plató, cómo en la calle. Era un trabajo como muy de funcionario, poco creativo, se trataba de ilustrar con la cámara la noticia en cuestión, tanto si era un incendio, un cadáver o un accidente de tráfico. Luego el redactor componía la noticia con un texto, que locutaba y montaba con las imágenes que yo había grabado. Todo muy departamentado.

        Pregunta.- ¿Cuántas películas has grabado y de cuál/-es de ellas te sientes más orgulloso?

        Respuesta.- He rodado 43 películas, unas para otros directores y otras mías. Lógicamente de las que estoy mas orgulloso son de las mías, “33 años de oscuridad” y “ Monjas en la sombra”, las dos últimas que he rodado. Y ya preparo otra más sobre las experiencias de un equipo de rodaje en los años ’70, que tienen que salir por piernas al no poder pagar los gastos de rodaje. Todo basado en experiencias propias y vivencias de diferentes rodajes.

        *Luis Colombo quiere aprovechar este espacio para agradecer al Instituto Juan Gil Albert de la Excma Diputación de Alicante, la publicación de libro “ Yo fui cámara de……..” que recoge toda una vida profesional. Si al leerlo, le sirve a alguien para algo, me doy por satisfecho. ! Genio y figura, al más puro estilo Colombo !