La exposición «L’Alfàs abans L’Alfàs» se inaugura hoy en el Espai Cultural Escoles Velles

Una exposición recomendada para quienes quieran conocer mejor la historia de l’Alfàs, y en este caso concreto de las partidas Carbonera y el Captivador. De hecho el cartel de la exposición recoge una imagen del 16 de julio de 1935, día de la inauguración de la carretera de Carbonera. Un proyecto redactado en 1921 por el ingeniero Juan Montañés.

Esta exposición es uno de los dos actos centrales de la XI Semana Cultural l’Alfàs amb Història, creada para conmemorar la segregación de la Baronía de Polop y el nacimiento del nuevo municipio de l’Alfàs del Pi, hecho que tuvo lugar el 16 de abril de 1836.

Mañana viernes a las 19.30 horas, en el Espai Cultural Escoles Velles, tendrá lugar la inauguración de la exposición ‘L’Alfàs abans L’Alfàs: Carbonera i El Captivador’, y a continuación, a escasos metros, en la Casa de Cultura, a las 20.00 horas, tendrá lugar el acto de entrega del Premi l’Alfàs 2022 a la Associació II Centenari de l’Ermita de Sant Vicent del Captivador.

Un acto abierto al público y así lo han destacado el alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques, y el concejal de Cultura y Patrimonio, Manuel Casado, que esperan la respuesta de la ciudadanía, dado su atractivo e interés.

La Semana Cultural l’Alfàs amb Història se celebra desde 2012, y desde entonces hasta ahora se ha enfocado en diferentes elementos emblemáticos del municipio, como el pino de la plaza Mayor, el faro de l’Albir, los recuerdos escolares de los alfasinos, el Santísimo Cristo del Buen Acierto, el Reg Major de l’Alfàs y Benidorm, la cocina tradicional del municipio, el Festival de Cine o la evolución de los oficios tradicionales de l’Alfàs. Este año su atención se centra en las partidas de Carbonera y El Captivador. Dos de las partidas rurales más antiguas de l’Alfàs. Tuvieron un peso demográfico y económico muy importante hasta mediados del siglo XX: los dos molinos, los cultivos regados por la Séquia Mare, los recursos forestales, y las 12 canteras de yeso y ofitas propiciaron una temprana ocupación y explotación de sus tierras.

El cartel de la exposición recoge una imagen del 16 de julio de 1935, día de la inauguración de la carretera de Carbonera. Un proyecto redactado en 1921 por el ingeniero Juan Montañés.

Entre enero y julio de 1935, 17 años después de haber conseguido el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi la subvención, la Diputación ejecutó la obra con un coste de 63.975 pesetas. El adjudicatario fue un empresario natural de Confrides, Bautista Roig Gomis. El proyecto contemplaba la actuación en realidad en dos caminos diferentes: el de Carbonera a Alfàs y el de l’Alfàs a l’Albir, por lo que la obra se planteó en dos tramos. El primero era el tramo comprendido entre las casas de la Mayora y la calle Mayor, ya en el casco urbano. En las imágenes aparecen vecinos de Carbonera disfrazados en el puente sobre el barranco durante la inauguración de las obras de la carretera. Julio de 1935 1 Vicenta Soler Ivorra. 2 Domingo Roig Mateo (maestro del Cautivador). 3 María Ivorra Catxoles. 4 Andrés Soler Ivorra. 5 Pepa Soler Ivorra. Es solo una de las muchas historias que se descubren y relatan en la exposición que mañana viernes se inaugura a las 19.30 horas en el Espai Cultural Escoles Velles.

A las 20.00 horas en la Casa de Cultura se entregará el Premi L’Alfàs 2022 a la Associació II Centenari de l’Ermita de Sant Vicent del Captivador. El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi institucionalizó el Premi L’Alfàs en 2010 para reconocer la trayectoria de personas, colectivos y entidades que, de una manera u otra, destacan por su aportación a la sociedad alfasina, ya sea en el campo de las artes, la historia, la cultura o la economía.

La Associació II Centenari de l’Ermita de Sant Vicent del Captivador se creó en 2001 con motivo del segundo centenario de la construcción de la ermita del Captivador, construida por iniciativa de los propios vecinos y vecinas de Carbonera y El Captivador, sufragada por ellos y en contra de las autoridades civiles y eclesiásticas. En 1802 se consiguió licencia para construir la ermita y en 1083 se ofició la primera misa, convirtiéndose en espacio de encuentro y reunión para los vecinos de tres localidades vecinas -La Nucía, l’Alfàs del Pi y Altea-, tradición que en la actualidad sigue viva gracias en gran parte a la Associació II Centenari de l’Ermita de Sant Vicent del Captivador.

Entre los premiados en ediciones anteriores se encuentran el Club Noruego, la Sociedad Musical La Lira, la Asociación de Amas de Casa de l’Alfàs, Concha Devesa, la familia Mendoza, Vicenta Devesa, la familia Pérez Iborra, José Soler, los fundadores del Festival de Cine de l’Alfàs, Lola Ferrándiz, Isabel Berenguer, Ángel Mas, Paco Torrecillas y la Fundación Klein-Schreuder.