Benidorm instalará en Poniente una red de cámaras para el control de accesos, medición de aforos y mejora de la movilidad

La actuación, enmarcada en el Plan de Sostenibilidad Turística de la ciudad, también incluirá tres nuevos puntos wifi y supondrá una inversión de 145.000 euros

El Ayuntamiento de Benidorm instalará en la zona de Poniente y Mal Pas una red de cámaras en la vía pública y un sistema informático de análisis de imágenes asociados que permitan el control de accesos, medición de aforos y mejora de la movilidad. La propuesta será aprobada el próximo lunes en Junta de Gobierno Local (JGL).

La actuación se enmarca en el convenio suscrito en diciembre de 2020 entre la Secretaría de Estado de Turismo, Turisme Comunitat Valenciana y el Ayuntamiento para viabilizar la ejecución del Plan de Sostenibilidad Turística en la ciudad de Benidorm, plan que contribuirá a la sostenibilidad y la recuperación del sector turístico tras la crisis provocada por el Covid-19.

Dicho Plan de Sostenibilidad es un plan de contingencia cuyo objetivo es “consolidar a Benidorm como un destino turístico inteligente, sostenible y seguro mediante la puesta en marcha de 19 actuaciones”, según ha explicado el alcalde Toni Pérez. Estas actuaciones se agrupan en cuatro líneas: 1) Infraestructuras, recursos turísticos conectados más accesibles y sostenibles, 2) gestión, planificación inteligente y creación y diversificación de producto turístico, 3) Transformación competitiva y 4) Seguridad higiénico-sanitaria.

La actuación que acometerá ahora Benidorm se incluye en la línea de actuación 3, con el número 12, denominada ‘Sistemas de análisis de imágenes y datos en las zonas de gran afluencia turística’ y supondrá una inversión de 145.000 euros.

Una vez aprobada la propuesta por la Junta de Gobierno Local se iniciará el procedimiento de licitación. Según ha precisado Toni Pérez, se ha previsto “la instalación de 19 cámaras en la Avenida Armada Española en los accesos a la playa de Poniente, así como una cámara en el acceso a la playa de Mal Pas”.

La instalación se complementará con la implantación de un ‘dashboard’ de las cámaras y un software de conteo de personas. También se ha previsto la implantación de un ‘dashboard’ CRM “y otros tres puntos Wifi adicionales a los que ya existen en la zona” ha detallado el edil.

El plazo estimado para la ejecución y puesta en servicio de las nuevas instalaciones será de seis meses una vez finalizada la licitación y adjudicación. El alcalde ha indicado al respecto que “la empresa encargada será la responsable del suministro, configuración y puesta en marcha de todo el equipamiento por espacio de un año”.

Según figura en el pliego de prescripciones técnicas, la adjudicataria deberá contar como mínimo y obligatoriamente con un ingeniero/a técnico o superior industrial, un ingeniero/a técnico o superior de telecomunicaciones y un ingeniero/a técnico o superior informático. Todos deberán contar con una experiencia mínima acreditada de cinco años.

La proposición técnica de las empresas que se presenten a la licitación será valorada con un máximo de 40 puntos mientras que la oferta económica se puntuará con un máximo de 60.

“Avanzamos en nuestra apuesta por consolidar la ciudad como un destino turístico inteligente y sostenible y todas las actuaciones que diseñamos están encaminadas hacia ese objetivo” ha afirmado Pérez. El alcalde ha indicado que el nuevo sistema permitirá “conocer con precisión el número de personas usuarias de las playas, el funcionamiento de los accesos y nos orientará para mejorar la movilidad en esos puntos”.