Las infraestructuras hidráulicas de Benidorm han propiciado la ausencia de incidentes durante el episodio de lluvias del fin de semana

Las obras ejecutadas en calles como Roma o Londres han evitado acumulación de agua en lugares donde antes era muy habitual ante cualquier precipitación

Benidorm ha registrado un acumulado de 36 l/m2 desde el pasado viernes

Las lluvias caídas durante este fin de semana y la mañana del lunes en Benidorm no han ocasionado ningún incidente de consideración en todo el término municipal, pese a que durante algunos momentos las precipitaciones fueron importantes. El episodio de lluvias ha puesto de manifiesto el buen funcionamiento de las infraestructuras hidráulicas en la ciudad, en especial aquellas que han sido renovadas recientemente.

Durante el fin de semana se han registrado en Benidorm entre 30 y 36 litros por metro cuadrado hasta las ocho de la mañana de hoy lunes, según los diferentes puntos de medición, agua que ha caído de forma bastante uniforme, constante y sin trombas.

Así, en los pluviómetros instalados en el Rincón de Loix y el barranco del Murtal el acumulado recogido ha sido de 36 l/m2, mientras que en el pluviómetro situado en la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP), la cantidad recogida ha sido de 30 l/m2.

El alcalde Toni Pérez ha destacado la efectividad demostrada por las obras de renovación de las redes de recogida de pluviales en numerosos puntos del municipio, una inversiones que “han permitido aliviar el caudal de las precipitaciones” y que han propiciado que “dejemos en el pasado imágenes de inundaciones en diferentes puntos de la ciudad cuando se producían lluvias incluso con cantidades poco significativas”.

Pérez ha resaltado los avances hechos “en cuanto a la renovación integral y de servicios relacionados con las redes de aguas pluviales, potable y residuales” y ha puesto como ejemplo las recientemente ejecutadas en el Rincón de Loix, barrio en el que había calles “donde no existía ningún sistema de recogida de pluviales”.

Actuaciones como las desarrolladas en las calles Roma o Londres han evitado que con estas primeras lluvias se repitan “escenas habituales en locales que sufrían la entrada de agua en su interior procedente de la parte alta del Rincón de Loix”. Ahora las aguas pluviales se recogen en receptores e imbornales una cota elevada, con lo que el efecto perjudicial no tiene lugar o no es apreciable.

El alcalde ha resaltado que, una vez más, “poner los recursos municipales, en este caso relativos al ciclo hídrico, para beneficiar a los vecinos y vecinas de todos los barrios de la ciudad resulta efectivo como estamos comprobando cada vez que tiene lugar un episodio de fuertes lluvias”.

La previsión meteorológica indica que las lluvias irán cada vez a menos a lo largo de la jornada de hoy, aunque se mantendrán hasta mañana y ya el miércoles se espera un día poco nuboso y sin posibilidad de precipitaciones.