El Ayuntamiento de Benidorm y la Fundación Frax dedican una jornada completa a homenajear a la Armada Española

La jornada del viernes 11 de febrero será especial para Benidorm, municipio históricamente ligado al mar, no sólo por su antigua tradición marinera, ya desaparecida, sino por la cantidad de nombres destacados a lo largo de la historia de la Armada Española y la marina mercante. Ayuntamiento y Fundación Frax se unen para celebrar a lo grande el fallo del segundo premio de investigación histórica naval “Miquel Llinares Barceló”, que este año lleva aparejado una serie de actos públicos que incluyen recepciones oficiales, ofrenda floral y conferencia.

A las 12 de la mañana de ese día está previsto que se reúna el jurado, integrado como presidente por Matías Pérez Such (presidente de la Fundación Frax), los vocales Marcial Gamboa Pérez-Pardo (almirante de la Armada), Eduardo Bernal González-Villegas (capitán de navío), Ana Pellicer (primer teniente de alcalde y concejala de Patrimonio Histórico), Jaime Jesús Pérez Esteban (concejal de Cultura y miembro del consejo asesor de la Fundación), Jaime Llinares Fuster (patrono), y Francisco Zaragoza Ivars, también patrono e integrante de la Armada en calidad de teniente de navío.

Tras las deliberaciones, jurado, invitados y cuantos ciudadanos quieran sumarse al acto, se celebrará una ofrenda floral en el Monumento a los Caídos en el Mar y el monolito homenaje al Arma Submarina, sito en la Plaza de la Señoría, a la que asistirán entre otras autoridades el alcalde Toni Pérez;el subdelegadode Defensa de Alicante y coronel de Infantería de Marina, Juan Bosco Montero, y el comandante naval de la provincia de Alicante y capitán de navío Joaquín Vegara Jiménez.

Los actos continuarán por la tarde, cuando a partir de las 20:00 horas, en el salón de actos del Ayuntamiento, el capitán de navío Eduardo Bernal González-Villegas dictará la conferencia “500 años de la primera circunnavegación. Expedición Magallanes-Elcano”. A la disertación le seguirá la entrega de premios, a la que asistirán también autoridades civiles y militares.

El objetivo de los convocantes es que la jornada se convierta en un auténtico homenaje a las gentes del mar, comenzando con la figura de quien da nombre al premio, Miquel Llinares Barceló, considerado “la memoria viva de Benidorm”.