Altea aprueba inicialmente su nueva ordenanza de ocupación de la vía pública

Altea aprueba inicialmente su nueva ordenanza de ocupación de la vía pública

El Ayuntamiento de Altea ha aprobado en el pleno ordinario de enero la nueva ordenanza de ocupación de dominio público. Esta normativa estará durante 30 días en exposición pública para la presentación de reclamaciones o sugerencias y en caso de no presentarse ninguna, se aprobará automáticamente.

“Esta ordenanza es una de las ordenanzas más importantes que vamos a aprobar en esta legislatura. Una ordenanza que busca la convivencia compatible entre ciudadanos, hosteleros, comerciantes y visitantes; la protección del casco antiguo y de la imagen de Altea. Esta norma permite regular que los negocios puedan ofrecer un espacio al aire libre, en un lugar como Altea que goza de excelente clima, pero siendo muy respetuosos con el resto de la ciudadanía”, ha comentado Diego Zaragozí, concejal de Infraestructuras.

La ordenanza regula la ocupación de la vía pública y marca, entre otras directrices, que la regulación de la distribución de las terrazas no será por mesas y sillas, como en normas anteriores, sino por metros cuadrados. Además, prohíbe los cerramientos fijos o desmontables de cualquier material rígido en las terrazas y no se autorizarán cierres verticales. También se prohíbe la colocación en la vía pública de expositores, máquinas expendedoras etc y se recomienda que las estufas sean de energía renovable.

“Me gustaría recalcar que la mayoría de establecimientos ya cumplían las directrices que marca la ordenanza, que la mayoría de los establecimientos están dentro de la legalidad, pero algunos no, y estos incurren en infracciones urbanísticas y hacen competencia desleal. Quiero agradecer la colaboración de hosteleros, comerciantes, políticos, técnicos y la ciudadanía para la elaboración de esta ordenanza tan necesaria”, ha recalcado Diego Zaragozí.

El texto marca que el incumplimiento del mismo supondrá sanciones para el establecimiento de hasta 3.000 euros. La norma ha sido aprobada, provisionalmente, por Compromís, PSOE, C’s y Altea amb Trellat.

A coalición, se ha informado de la toma de posesión durante el día de ayer de un inspector de calle, que tendrá funciones de control, levantamientos de acta e inspección. Ayudará a los comerciantes y hosteleros a adaptarse a esta ordenanza.

El plenario ha aprobado también, por unanimidad, el requerimiento de Patrimonio del Estado por la cesión del cuartel de Carabineros y los terrenos que forman parte de la vía pública, que se localizan en la Calle San Pere y en el Paseo Mediterràni.

El Consistorio reclamará la cesión gratuita de Carabineros para siempre con el objetivo de rehabilitarlo y llevar a cabo la propuesta de convertirlo en un aula de naturaleza polivalente para la realización de actividades formativas, culturales, de estudios tanto a nivel profesional como académico. Aunque el proyecto no está definido, se estima que se realizará una inversión aproximada de 750.000 euros y un plazo de ejecución de 24 meses.

El tercer punto de pleno ha sacado adelante el trámite de adaptación de la ordenanza municipal a la ley fiscal de incremento de valor de terrenos. Altea se adaptará a esta normativa y no cambiará el importe de sus tasas manteniendo el tipo que es del 1’5%. La concejala de Hacienda, Xelo González, ha puesto de manifiesto que el tipo en Altea es el más bajo de los ayuntamientos de los alrededores como La Nucía 3,7%, Calp 3,3%, Alfas 3%, Benidorm 3,5%, Villajoyosa 3%, Callosa 2,6 y Polop 2,4, entre otros. La edil ha recordado que en este impuesto hay una bonificación del 95% para casos especiales y trasmisiones no lucrativas por causa de muerte.

Por último, los concejales han dado su apoyo al manifiesto por el Día Internacional del Holocausto que se celebró el pasado 27 de enero y se han comprometido a recordar y honrar a las víctimas, defender los valores de convivencia democrática e impulsar actuaciones dirigidas a la sensibilización y concienciación ciudadana sobre el Holocausto.