La Conselleria de Sanidad empieza a vacunar contra el coronavirus a niñas y niños de 9, 10 y 11 años de l’Alfàs

Ayer comenzó la vacunación contra el coronavirus de niñas y niños de 9, 10 y 11 años en el CEIP Santíssim Crist del Bon Encert y en el Colegio Noruego Costa Blanca Undervisning de l’Albir. Mañana, el equipo de vacunación se trasladará al colegio Veles e Vents y el próximo lunes, al CEIP Racó de l’Albir. La vacunación se realiza en los colegios, en horario lectivo.

Las concejalas de Sanidad, Marisa Cortés, y de Educación, Dolores Albero, se han acercado esta mañana al centro educativo para saludar al equipo de vacunación y al personal de dirección.

Para vacunar a los menores se solicita autorización previa de los padres y madres, o tutores legales. Atendiendo a la petición de la comunidad educativa, se permite que un miembro de la familia acompañe a cada niño o niña en el momento de la vacunación.

La Comunitat Valenciana ha recibido 150.000 dosis pediátricas de la vacuna Pfizer, que han permitido iniciar este proceso de vacunación de la población menor frente al coronavirus. Según ha informado la conselleria de Sanidad, esta campaña de vacunación ha comenzado por los colegios de educación especial y los menores inmunodeprimidos y, posteriormente, igual que se ha hecho con la población general, se sigue un orden de edad, comenzando por los menores de 11, 10 y 9 años. Más adelante, se continuará descendiendo en grupos de edad a los niños de 8, 7, 6 y 5 años, hasta completar la vacunación de la totalidad de los 330.000 niños y niñas de 5 a 11 años de la Comunitat Valenciana.

Para llevar a cabo este proceso de vacunación, la Conselleria de Sanidad desplaza equipos de vacunación, formados por profesionales sanitarios, a los centros educativos de la Comunitat Valenciana y a los centros de educación especial.

Asimismo, en cuanto al grupo de riesgo de menores inmunodeprimidos, la vacunación se realiza a través de los servicios sanitarios de los hospitales en los que son atendidos.

El objetivo es acercar la vacuna frente al coronavirus a la población menor y evitar el desplazamiento, tanto de los padres como del alumnado, a los centros sanitarios, de manera que el proceso de vacunación se realice de la forma más organizada, ágil y rápida posible. Para ello, desde los Departamentos de Salud se contacta con los centros educativos para establecer un calendario con los horarios y las citaciones.

La vacunación requiere la autorización previa de los padres, madres o tutores legales del menor, de manera que únicamente se va a inmunizar a los niños y niñas que cuenten con dicha autorización.

Finalmente, los centros educativos habilitan los espacios más idóneos para acoger el punto de vacunación móvil, en el que se instalan los profesionales sanitarios para atender y vacunar a los menores.