L’Alfàs aprueba la expropiación de terrenos para poder ejecutar una rotonda en la CN-332

Tras la aprobación definitiva esta mañana, en sesión plenaria extraordinaria, de la expropiación de una superficie total de suelo de 264,41 metros cuadrados, el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi da luz verde a la construcción de una rotonda en el cruce de la CN-332 y la avenida Sant Pere.

“Unas obras contenidas en un proyecto de gran calado para la mejora de la movilidad urbana, entre el centro urbano y la playa de l’Albir”, según ha informado al término del pleno el concejal de Urbanismo y portavoz del Gobierno, el socialista Toni Such. “Estamos hablando de una inversión de 1.925.000 euros, actuaciones que por su complejidad se van a ejecutar en dos fases, y van a ser cofinanciadas al 50% con Fondos FEDER, en el marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) de l’Alfàs del Pi”.

Mejoras fundamentales de conectividad y accesibilidad en el término municipal de l’Alfàs, a través de la reordenación del tráfico y la permeabilidad peatonal y cicloturista. Cumplido el trámite de información pública, el pleno extraordinario ha acordado el pago del justiprecio a los titulares de la propiedad expropiada, una cantidad de 27.874,16 euros, lo que implica la declaración de utilidad pública y la necesidad de ocupación de los bienes y derechos necesarios para poder ejecutar las mejoras. Esto significa que el procedimiento administrativo sigue su curso, y en el primer trimestre de 2022 se licitarán las obras de la rotonda de la avenida Sant Pere, ha añadido Toni Such. Unas obras que por otro lado no requieren la autorización y permisos de la Administración del Estado, habida cuenta que el 8 de septiembre de 2020 el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana cedió la titularidad del tramo de la carretera nacional al Ayuntamiento de l’Alfàs.

Un ambicioso proyecto, califica Such, que contempla la reordenación de un tramo de la carretera nacional CN-332 (avenida de Europa), en la partida de la Estrada, con la construcción de dos rotondas de distribución del tráfico. (Una de ellas en el actual cruce semafórico de acceso a la playa de l’Albir) y otra en el cruce de la citada carretera con la avenida de Sant Pere. Además, la actuación conlleva la ejecución de más de 1.000 metros de carril bici de doble sentido de circulación, así como diversos pasos peatonales en la zona (ahora inexistentes). También se contempla la renovación de infraestructuras básicas: alumbrado público, redes de drenaje, de abastecimiento de agua potable, mobiliario urbano o red de riego.

Tras el pleno extraordinario celebrado esta mañana se pone en marcha la segunda fase del proyecto, que permitirá continuar la ciclovía del camí de la Mar por la avenida del Albir hasta la intersección con el camí Vell d’Altea y mejorar la ordenación del tráfico rodado en la N-332 con la construcción de dos rotondas en los cruces con camí de la Mar y avenida Sant Pere.

La primera fase, que ya ha iniciado el proceso de licitación recuerda Such, contempla la creación de una ciclovía en la avenida Constitución y la rehabilitación del carril bici del camí de la Mar, la eliminación del actual cruce entre estas dos calles con la construcción de una glorieta y la mejora del entorno urbano y la accesibilidad del apeadero de FGV.