¿Qué diferencia hay entre la vitamina de farmacia y la vitamina natural?

Puede ser una imagen de Francisco Cascales

Francisco Cascales.- Las de origen sintético son aquellas que se obtienen por procedimientos químicos o de fermentación. Y las naturales son extraídas directamente de fuentes orgánicas. A diferencia de las sintéticas, las vitaminas naturales están unidas a co-nutrientes, lo que permite que se absorban más y se eliminen menos.

La ingesta de vitaminas sintéticas y otros nutrientes no naturales debería preocuparnos, puesto que a raíz de las investigaciones publicadas en los últimos años se concluyen dos cosas importantes: en primer lugar, la mayoría de los nutrientes sintéticos o no naturales no tiene ningún efecto en la prevención de enfermedades.

En segundo lugar, estos químicos pueden ser peligrosos para la salud. Se ha demostrado que algunos aumentan, incluso, el riesgo de muerte, puesto que la mayoría de los estudios realizados muestran un aumento de la incidencia de cánceres y enfermedades del corazón, que constituyen la causa de ese mayor peligro de muerte.

Tales conclusiones no deberían confundirse con los efectos beneficiosos para la salud que sí tienen las versiones naturales de estos nutrientes, cuando proceden de alimentos frescos. Décadas de investigación y miles de estudios han demostrado de manera positiva que dichos nutrientes naturales resultan eficaces en la prevención y el tratamiento de enfermedades.

Como hormona esteroide, la vitamina D posee otros muchos efectos saludables para el cuerpo, como el de estimular miles de genes relacionados con la salud y la forma física. Si los niveles de vitamina D bajan, como suele ocurrirles a muchos atletas, sobre todo durante los meses más fríos —llegando a su nivel más bajo en primavera, que es cuando empieza la temporada de competiciones—, su rendimiento también puede disminuir.

La calidad del rendimiento deportivo suele ser estacional. Durante el periodo invernal en América del Norte, por ejemplo, cuando el sol está más bajo y la producción de vitamina D en los atletas es también más baja, el rendimiento puede ser menor. (También la gripe es un fenómeno estacional y muchos investigadores afirman que su aparición en invierno está asociada a unos niveles bajos de vitamina D, puesto que esta fortalece el sistema inmunológico.)