El Ayuntamiento de Benidorm fija el horario de apertura de las playas y calas: desde las 07.00 a las 22.30 horas

El Ayuntamiento publica un bando con las medidas de ordenación y uso de los arenales

Puede ser una imagen de una o varias personas, costa, océano y playa
Fotografía de Benidorm Live

El Ayuntamiento de Benidorm ha publicado un nuevo bando en el que se adapta la actividad y uso de las playas y calas del municipio a la “evolución de la actual situación de crisis sanitaria”, al fin del estado de alarma y a la normativa estatal y autonómica en vigor, manteniéndose la parcelación de los arenales para garantizar la distancia de seguridad entre los usuarios. La principal novedad incluida en el bando está referida al “horario de baño y de estancia en las playas y calas”, que “con carácter general” será “desde las 07.00 hasta las 22.30 horas”.

El alcalde, Toni Pérez, ha indicado que “con las medidas recogidas en este bando seguimos garantizando, como hemos hecho desde junio del año pasado, que nuestras playas sean seguras y que todas las personas que lo deseen puedan disfrutar de ellas en las mejores condiciones y con total comodidad”.

Para garantizar “la distancia mínima de seguridad que establece la normativa, se mantiene el sistema de parcelación en las playas de Levante, Poniente y Mal, que se recuperó el pasado 1 de marzo”. Así, los arenales de las tres playas están divididos en parcelas de 16 metros cuadrados, que podrán ser ocupadas por un máximo de 4 personas, pudiéndose incrementar a cinco si una de ellas es menor de 6 años.

La entrada a las playas y calas se realizará únicamente por los lugares autorizados, recomendando a las personas usuarias llevar calzado adaptado a la superficie a transitar -pasarelas, rampas, etc-. El acceso a la zona de baño también deberá hacerse por las zonas habilitadas al efecto.

Se podrá pasear por la orilla de la playa guardando la distancia mínima de seguridad de 1’5 metros, siendo obligatorio el uso de la mascarilla, según establece Resolución de 8 de mayo de 2021, de la Consellera de Sanidad Universal y Salud Pública. Para estos paseos se establece una franja de 6 metros desde la orilla, en la que sólo podrán permanecer sentados, tumbados o inmóviles los menores de 10 años.

La distancia de seguridad de 1,5 metros también deberá mantenerse en el cruce con otras personas usuarias o grupos no convivientes, tanto en la zona de baño como en la arena.

La práctica deportiva está autorizada en las zonas habilitadas con carácter permanente para voleibol playa y fútbol playa; mientras que el uso de los lavapiés se limita al momento de abandonar la playa. 

El alcalde ha indicado que “estamos convencidos de que las personas usuarias de las playas van a seguir haciendo gala del mismo comportamiento responsable que han demostrado en todo momento desde que se reabrieron nuestras playas a mediados de junio del pasado año”.