Rebeca García Fuster o la Danza para superar la timidez

wp-16208977982865676669678315901519.jpg

El pasado lunes 26 de abril la actuación de una niña en las audiciones del programa que emite TVE ‘The Dancer’ me dejó pegada a la pantalla. Ejecución perfecta de los ejercicios, sensibilidad, glacilidad en los movimientos, leve y precisa escenografía en la que la artista en ciernes rápidamente sobresalió, elección de un bella melodía y Rebeca García Fuster, hija de Benidorm, en mitad de un gran escenario y ante la mirada atenta de millones de espectadores observando cada uno de sus movimientos.

Belén Richarte.- Quise saber más de esta niña de 14 años y me puse manos a la obra. Todo empezó a una edad muy temprana y por la timidez que denotaba Rebeca fuera del circulo familiar. No es de extrañar que cuando una persona tiene un problema se refugia en aquello que le hace sentir mejor, ya sea su familia, sus amigos o alguna actividad. A veces este intento de mejorar nuestra salud la encontramos en una actividad que nos hace vibrar. Esto es lo que le pasó a la joven estudiante de Danza cuando se apuntó a unas clases de baile y cómo el baile le ayudó a superar su problema de timidez en su día a día.

Rebeca, un remedio contra la timidez

Rebeca empezó a bailar desde pequeña para superar un problema de timidez que le impedía hablar con sus compañeros y sus profesores. Cuando sus profesores vieron la dificultad que tenía para relacionarse con las personas de su entorno, le animaron a apuntarse a alguna actividad extraescolar para ayudarla a superarla. Así fue como empezó a bailar, pero con el tiempo y mucho trabajo demostró estar hecha para dedicarse a ello profesionalmente.

Pregunta.-: Con diez años admiten a Rebeca en el Ballet Nacional de Holanda, pero por motivos económicos no puede continuar allí su carrera. Un suceso que destrozó, según pudimos ver, al padre, que se vio incapaz de cumplir los sueños de su hija, ante la imposibilidad darle a su hija la vida que necesitaba en Holanda y dejar en nuestro país a sus otros dos hijos. Con la mente fría y ya pasado el momento, ¿crees injusto lo que le ha pasado a tu hija que por falta de recursos no haya podido curtir su técnica en uno de los ballets más importante de Europa?

Respuesta.- (Padre: Luis Ángel García Carcía). A ver era la escuela del Ballet Nacional de Holanda donde forman a futuras niñas que van a pertenecer al Ballet Nacional esto es un pequeño apunte.

Rebeca pasó una prueba muy dura donde tuvo que estar cinco horas con ocho jurados del Ballet Nacional viéndola y mandándole hacer todo tipo de ejercicios y al final de 3.000 que se presentaron solo seleccionaron a diez y entre ellas mi hija, esto supuso una alegría momentánea que la verdad duro poco.

El problema del Ballet Nacional de allí es que no tienen alojamiento entonces si se hace complicado para las niñas que son de fuera no es como por ejemplo el de la Ópera de París que sí que tiene una residencia, eso hubiera sido lo ideal.

La verdad es que sentí impotencia porque ella lo tenía todo para haber hecho una buena carrera allí!

Económicamente aquí lo intentamos todo vender nuestra casa, acceder a ayuda por parte de gente holandesa en periódicos holandeses que hay aquí pero al final no se pudo lograr. Ahora hay que mirar para adelante supongo que quizá el destino de Rebeca no estaba allí, tendrá muchas más oportunidades en su vida. ¡Eso lo tengo claro!

Pregunta.- ¿Qué diferencias has apreciado entre la valoración o la aceptación que tiene un Arte como el Ballet en otros países europeos y la que se tiene en España?

Respuesta.- (Begoña Fuster Quintanilla). A ver aunque ahora la situación está mucho mejor, realmente si te paras a pensar en España no existe una Cultura de la Danza, por desgracia aquí todo lo mueve el fútbol, entonces pocas probabilidades de ayudas económicas hay que se destinen a futuros portentos de la danza, te lo tienes que costear tú todo. Las escuelas son carísimas: si tú vales para ello tienes que gastarte mucho dinero en formación para poder destacar y llegar a tener las mejores aptitudes por mucho talento que tengas natural. Eso hay que trabajarlo el talento sin disciplina y sin formación realmente no sirve de mucho.

Por ponerte un ejemplo en Rusia hay tanta Cultura de la Danza que los niños y las familias no van al cine los domingos o los sábados, van a ver ballet: es tán económico entrar porque hay tantísimas funciones que es relativamente fácil acceder a ver una obra de teatro o de ballet. Aquí en España, por ejemplo, eso es impensable porque una entrada cuesta de 25 euros para arriba, se encarece muchísimo debido a la poca cultura que hay aquí en este sector determinado.

wp-16208977332492191415012210713988.jpg

Toda mi vida haciendo Ballet y en ese momento tuve mi claro que quería dedicarme por completo a la Danza Contemporánea y al Ballet por supuesto, porque también me apasiona y tengo muy, pero muy claro que quiero especializarme en Danza Contemporánea. Por eso quise hacerlo bien: me presenté a las pruebas de acceso y me matriculé en Conservatorio “Óscar Esplá” de Alicante, donde estoy formándome profesionalmente. Por otro lado, siempre he compaginado todo esto con clases de Hip Hop, cuando he tenido tiempo y me ha venido muy bien porque en esas clases suelto la adrenalina a chorros. También me gusta mucho y me hubiera gustado formarme en Danza Española,…¡Pero claro el día sólo tiene 24 horas, aunque tengo en el pensamiento que cuando finalice el Bachillerato y disponga de otro horario por la tarde: mi intención es probar en Danza Española, al menos formarme un poco en ella!  

Pregunta 5.- ¿Llega la pandemia y cómo has conjugado tus clases de ballet, tus clases en el instituto y tu presentación a las pruebas del concurso de televisión?

 Respuesta.- (Rebeca). La verdad es que las clases presenciales son fundamentales para la corrección de los ejercicios, también el hecho de ir y estar con tus compañeras y poder compartir momentos. Eso también me encanta pero si te digo la verdad yo no he dejado de bailar, me he apuntado a infinidad de escuelas on line, mi padre tuvo que adaptar el comedor a mis clases y hasta me puso una barra de cortina en la pared del comedor como barra de ballet. Las mañanas eran de estudio y luego tenía todas las tardes ocupada de clases. ¡Y si no me subía a mi terraza y hacia elasticidad o ejercicio.. la verdad es que no me he aburrido, Lo del concurso vino después de la pandemia!

Pregunta.- Vi tu actuación en directo en TVE y me enamoró: sensibilidad, precisión en los movimientos, ejecución perfecta, escenografía de la que al final emerge la grandeza de la artista y la elección de una música magistral. ¿Qué guardas en tu corazón de ese momento? Supongo que estarías hecha un manojo de nervios pero las ansias de la artista pudo con la flaqueza humana. ¿Cómo ha sido tu paso por la televisió

Respuesta.- (Rebeca). Lo del concurso fue un poco o casualidad y la verdad es que no nos esperábamos que me fueran a llamar a mí, una niña que se está preparando y que todavía se está formando y a la que se le nota la falta de técnica comparada con esos grandes bailarines que hay ahora. Pero al final, ¡mira! Pasé, se presentaron 13.000 personas o quizás más y no me podía creer que estuviera dentro de los 74 elegidos.

wp-16208977769216984235863265666437.jpg

Pregunta.-Esta pregunta es para mamá y papá, ¿cómo es la vida de los padres de una artista de hecho pero en ciernes todavía? ¿Recibís algún tipo de ayuda o todo sale de vuestros bolsillos?

Respuesta (Luis Ángel y Begoña).- Pues bueno realmente se traduce en apoyo constante y mucho sacrificio porque realmente cuando la gente ve a una bailarina piensa que eso es una tontería, un perder el tiempo. Nadie sabe el trabajo tan duro y el sacrificio que hay detrás de todo ello, tanto por parte de la bailarina como por parte de los padres, evidentemente no solo en el aspecto económico, sino que cuando alguien, como mi hija, empieza a destacar y lo tiene tan claro en la vida que se va a dedicar a ello, empiezan a cambiar también tus prioridades y las de toda la familia al mismo tiempo, porque ya organizas tus vacaciones tus salidas de los fines de semana y lo proyectas en base a su mundo. Todo esto se traduce económicamente en muchas horas extras trabajadas, muchos caprichos que te quitas para ti y todo se orienta a pagar, pagar y pagar cursos, clases, gasolina; luego está el aspecto emocional pues son muchas tardes las que te quedas dentro de un coche esperando a que salga de clase porque como no puedes volver, por el ahorro de gasolina, pues te quedas allí y esperas a que salga; como por ejemplo cuando acude a clases al Conservatorio “Óscar Esplá” de Alicante. ¡Hay padres y madres que, incluso, van y vuelven cuatro veces al día…Yo no puedo! ¡Cuando la ves físicamente destrozada porque ha tenido muchas clases seguidas o cuando aprecias que se pierde tantísimos cumpleaños, tantísima vida social…pero, bueno, ella es feliz así! Hay una pregunta que nos molesta bastante y es cuando nos dicen: “¿Y qué hace tu hija? -y respondemos-, “ella se quiere de dedicar a la Danza. E insisten: ¿Ya, pero qué carrera va a estudiar a parte de la Danza?” Eso me fastidia sobremanera, porque hoy existe una Carrera Superior de Danza y tiene los mismos créditos que cualquier carrera superior y con esa carrera puede a presentarse a muchos puestos de trabajo no sólo y únicamente para a ser bailarina. No hemos recibido ninguna ayuda, todo salía de nuestros bolsillos. Este año solicité la ayuda al Ministerio de Educación y es la primera vez que me la han concedido y gracias a ella puede ir al Conservatorio de Alicante, porque el gasto económico en gasolina asciende a 300 euros al mes, más la matrícula, más las puntas, más medias puntas, más mallas, más maillot, ectétera. ¡Es un suma y sigue constante!

Pregunta.- Ya sabemos cuál fue el motivo por el que diste tus primeros pasos en el mundo de la Danza: Háblame de las academias en las que has estado, los y las profesoras por las que has pasado y en qué te estás volcando más en este momento.

Respuesta (Rebeca).- Empecé en la Escuela de Danza Hazel en Alfaz del Pi, enseguida me puso ya con niveles avanzados, después en verano realicé unos cursos en Alicante donde los profesores venían de Rusia de la “Escuela Vaganova”: esos cursos me vinieron fantásticamente  bien y los profesores me aconsejaron que cambiará de academia, no porque fuera mala, sino porque a mí se me había quedado ya pequeña esa escuela. El problema de muchas de las escuelas que hay es que se centran en la técnica de ballet y se olvidan de la elasticidad y de muchos otros recursos que también son muy importantes para formarte en esta disciplina y eso los rusos lo tienen muy en cuenta, por algo son de los mejores. Busque y al final encontré una chica rusa que vivía en Benidorm y empecé a dar clases con ella pero por mi horario al final tuve que cambiar y empecé a hacer ballet cubano con otra profesora, el problema de aquí es que no hay mucha gente preparada. Por casualidad probé la Danza Contemporánea en la Escuela de Danza de Mª José Moya, donde mi profesora Monty despertó en mí una pasión absoluta hacia esa disciplina.

wp-16208978192421286303900546535813.jpg

¡Nervios… Pufff… muchos! Sobretodo porque fueron dos semanas en las que era audición tras audición, que estudiaba en el Instituto por la mañana, por la tarde en el Conservatorio y llegaba y tenía que irme a ensayar donde Monty la pieza, porque no teníamos nada preparado, ya que como te digo no nos esperábamos que fuéramos seleccionadas, como tampoco sabíamos como iba a ser el formato no pensábamos que tuviéramos que tener una pieza preparada así que fue todo deprisa y corriendo… con lo cuál si había muchos nervios. La verdad es que fue una gran experiencia he visto y he conocido cómo es el mundo de la televisión, y sin duda, tengo claro que no es lo mío, no me gustó este mundo de la televisión, aspiro a otras cosas, mis sueños pasan por viajar por todo el mundo contratada por grandes compañías de danza, conocer culturas, imbuirme de otros tipos de bailes y el día de mañana, cuando me canse, montar mi propia escuela de danza, porque también es mi sueño poder transmitirle a otros todo lo que la danza me ha aportado a lo largo de mi vida.
Pregunta 7.-  ¿Es el momento más duro por que has tenido que pasar hasta la fecha profesionalmente?

Respuesta.- (Rebeca). Pues mi momento más duro fue cuando me detectaron a los diez años, justo volviendo de la audición de Holanda un….. bueno no sé cómo se dice pero en palabras que todo el mundo pueda entender, un pequeño tumor en la rodilla en el hueso.. aunque en principio era benigno esto me ocasionaba muchos dolores y decidieron extirpar, lo que en realidad fue es que me lo quemaron, pero no me aseguraron que la movilidad de la rodilla se fuera a quedar al 100%, con lo cual para una bailarina ya sabes lo que puede suponer eso… ¡Así que pase unos meses muy malos hasta que me operaron, me recupere y vi que no me había afectado, ese quizá ha sido mi momento más duro junto con el hecho de no haberme podido quedar en Holanda con mi familia, creo que eso es lo peor que he vivido en mi vida hasta el momento!

Pregunta.- ¿Has pensado alguna vez en tirar la toalla?

Respuesta (Rebeca): ¡Jamás… creo que mi vida sin bailar no es mi vida!

Pregunta.- ¿Cuáles son tus referentes dentro del mundo de la danza?

Respuesta.- (Rebeca). Pues en el mundo de la danza clásica sin duda mis favoritos, son los bailarines masculinos, me quedo alucinada viéndolos bailar y entre ellos por excelencia es: Rudolf Nuréyev y de chicas Olga Smirnova, es maravillosa, Aparte en Instagram sigo a muchos bailarines que no son conocidos o por lo menos no tanto pero me encantan, en todas las disciplinas en hip hop, Danza Contemporánea Ballet, etcétera. En contemporáneo, Duncan y Graham creo que las mejores.

wp-16208978478688243549521686891343.jpg

Pregunta.-¿Cuál es tu mayor objetivo a nivel artístico?

Respuesta.- (Rebeca). Pues en el mundo de la danza clásica sin duda mis favoritos, son los bailarines masculinos, me quedo alucinada viéndolos bailar y entre ellos por excelencia es: Rudolf Nuréyev y de chicas Olga Smirnova, es maravillosa, Aparte en Instagram sigo a muchos bailarines que no son conocidos o por lo menos no tanto pero me encantan, en todas las disciplinas en hip hop, Danza Contemporánea Ballet, etcétera. En contemporáneo, Duncan y Graham creo que las mejores.

Respuesta.- (Rebeca). Pues me encantaría hacerme un nombre en este mundo tan difícil. Me encantaría el día de mañana poder transmitir mis enseñanzas, poder vivir de ello. ¡Me encantaría que la danza siquiera transformándose para poder seguir aprendiendo de ella!

wp-16208978705736395755752814355600.jpg