El Ayuntamiento de Benidorm adquirirá el suelo junto al Palau d’Esports l´Illa para integrar el patinódromo en el complejo deportivo

Suma así espacio ‘extra’ para nuevas instalaciones

El Ayuntamiento adquirirá el suelo junto al Palau d’Esports para integrar el patinódromo en el complejo deportivo

El Ayuntamiento de Benidorm inicia esta semana el procedimiento para adquirir una parcela de cerca de 11.000 metros cuadrados situada entre el Palau d’Esports l’Illa y el patinódromo. Una operación que “va a permitir por un lado integrar el patinódromo en el complejo deportivo del Palau, y por otro disponer de un espacio adicional para crear otras infraestructuras e instalaciones deportivas demandas por la ciudadanía”, según ha informado hoy el alcalde, Toni Pérez.

La propuesta de las concejalas de Urbanismo y Deportes, Lourdes Caselles y Mariló Cebreros, para iniciar el expediente de adquisición de este suelo se dictamina el lunes en Comisión Informativa de Urbanismo y posteriormente se aprobará en Junta de Gobierno Local (JGL). A grandes rasgos, la propuesta contempla la adquisición de esta parcela “por compensación del aprovechamiento”.

Esto es, los actuales propietarios cederían el suelo al Ayuntamiento a cambio de parte de las unidades de aprovechamiento que le corresponden a la administración local en el Plan Parcial 1/1 ‘Ensanche Levante’. Unas unidades de aprovechamiento que han sido calculadas por los técnicos municipales, que han informado favorablemente la propuesta, así como el resto de documentos del expediente.

El alcalde ha explicado que “el Plan General de 1990 preveía que esta parcela de 10.599 metros cuadrados entre el patinódromo y el Palau d’Esports se destinara a equipamientos deportivos”. Con la obtención de este suelo “cumplimos, por tanto, con lo establecido en el Plan General, incorporando esta parcela al patrimonio público”, como ya se hizo en 2016 cuando “en desarrollo del propio PGOU” se realizaron diversas intervenciones en la zona que “permitieron mejorar las dotaciones deportivas, pero también toda la accesibilidad y accesos al Palau” al reconvertir el Camí del Salt de l’Aigua en un vial dimensionado al tránsito de la zona.

Toni Pérez ha incidido en que al adquirir esta parcela “aseguramos las posibilidades de crecimiento del complejo deportivo del Salt de l’Aigua de cara a necesidades actuales y futuras, dando satisfacción a los vecinos y vecinas deportistas que suman un segmento importante de población”. Al mismo tiempo, “avanzamos en nuestra estrategia de dotar a la ciudad de cuantos más y mejores servicios públicos, en este caso vinculados a la oferta deportiva en la que Benidorm es punta de lanza”, reforzando así “el binomio deporte-turismo”.  

Al margen de futuras instalaciones e infraestructuras, “disponer de este espacio nos va a permitir de forma inmediata acabar con la barrera física que actualmente separa el patinódromo del resto del Palau d’Esports, facilitando con ello el uso de vestuarios, aseos y control de accesos”.