Benidorm completa la mejora de la imagen, accesibilidad y seguridad del entorno de La Creu

Este lunes se inicia la instalación de 442 metros de barandilla de protección de madera que, además, permitirá generar una zona de aparcamiento

Benidorm completa la mejora de la imagen, accesibilidad y seguridad del entorno de La Creu

El Ayuntamiento de Benidorm va a completar en las próximas semanas la mejora de la imagen, accesibilidad y seguridad del entorno de La Creu, uno de los enclaves más icónicos de la ciudad. El concejal de Espacio Público, José Ramón González de Zárate, ha informado que “este lunes, 12 de abril, se empieza a instalar una barandilla de madera en la avenida de Tokio, que da acceso a La Creu, dando así un plus de seguridad al tráfico peatonal y rodado”. “Hablamos de 442 metros de barandilla idéntica a la existente en la avenida Catalán Chana y que en los tramos de mayor desnivel se configura como barrera de protección con pasamanos también con estética de madera”, ha apuntado.

Con esta actuación “ofrecemos una protección a peatones y vehículos, al tiempo que separamos a ambos”, al mismo tiempo que “al utilizar la madera, integramos estos elementos de protección perfectamente en el entorno paisajístico y mejoramos la imagen haciéndola más amable”. Además, se generan nuevas zonas de mirador de la bahía de Benidorm.

De Zárate ha avanzado que “la instalación de estos más de 440 metros de barandilla va a dar pie a que en los tramos con más anchura de vía se configuren zonas de aparcamiento”.  Así, los técnicos municipales determinarán los puntos más idóneos para crear estas nuevas plazas que “permitirán a la ciudadanía estacionar sus vehículos en un lugar más próximo al acceso a La Creu” y desde ahí “disfrutar del paseo por este lugar tan emblemático y, con él, de nuestro Parque Natural de la Serra Gelada”.

De Zárate ha recordado que “en los últimos meses se han llevado a cabo diferentes actuaciones de mejora de la imagen y accesibilidad en el entorno de la Creu que, a raíz de estos trabajos, está despertando un interés renovado tanto entre la población local como entre quienes nos visitan”.

Así, se ha mejorado la calzada y la señalización, y se ha instalado iluminación con tecnología ‘led’ y nuevo mobiliario, entre el que destacan dos merenderos y el banco rotulado con el eslogan #BenidormTeEspera. Además, desde la Concejalía de Patrimonio Histórico, que dirige Ana Pellicer, se han instalado dos mupis que recuerdan la historia del monumento -en español, valenciano e inglés- ilustrado con imágenes de la subida y colocación, en 1961, de la cruz original.

Desde septiembre de 2020 está restringido el acceso de vehículos particulares hasta La Creu y el tramo final de subida ha quedado habilitado únicamente a peatones, lo que permite disfrutar de un entono privilegiado y unas vistas únicas sobre el Mediterráneo y la Bahía de Benidorm. No obstante, aquellas personas con problemas de movilidad o de edad avanzada pueden solicitar autorización enviando un correo electrónico a controlaccesos@benidorm.org.