HOSBEC plantea al Gobierno Valenciano el plan de rescate del sector hotelero y una propuesta de desescalada para el cierre perimetral basada en la máxima prudencia y con garantías de seguridad

Hosbec ha mantenido un encuentro con el president de la Generalitat, Ximo Puig, en el que ha dado traslado de las principales reivindicaciones y peticiones del sector hotelero para poder afrontar la salida de la crisis motivada por el Covid19. Este plan cuenta con el apoyo de otras organizaciones hoteleras como APHA o AEHTMA.

En esta reunión, marcada por restricciones de asistencia para cumplir con protocolos de seguridad, también han estado presentes el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer y el director general de Turismo, Herick Campos. Por parte de HOSBEC han asistido Toni Mayor, presidente  de la patronal hotelera de la Comunitat Valenciana, uno de sus vicepresidentes, Fede Fuster y la secretaria general, Nuria Montes.

En este encuentro hemos podido dar traslado al Gobierno Valenciano de las actuaciones de estratégica importancia que consideramos poner en marcha en el corto, medio y largo plazo para garantizar la reconstrucción de la columna central del turismo valenciano, que es su sector hotelero.

Estas medidas se resumen en las siguientes propuestas:

  1. POSIBILIDAD DE ESTABLECER UNA DESESCALADA PROGRESIVA PARA EL CIERRE PERIMETRAL DE LA COMUNIDAD VALENCIANA.

Si las cifras sanitarias continúan su trayectoria descendente y en dos semanas se estabilizan dentro de los límites razonables, sería posible abrir una primera etapa de desescalada para permitir entrar en la Comunitat a turistas que dispongan de una reserva hotelera o en establecimientos de alojamiento con recepción 24hs, reservas que deben ser confirmadas y certificadas por los propios hoteles según un modelo especial para evitar fraudes. Además, los establecimientos hoteleros estarán sometidos a las medidas de seguridad que determinen las autoridades sanitarias como limitación aforos, bufets asistidos, sometimiento a limitaciones horarias etc…

Esta primera etapa podría contemplar medidas adicionales como la posibilidad de implantar pruebas de antígenos, pólizas de aseguramiento con cobertura covid19 o un ‘hospitaliy team’ que haga un seguimiento de toda la trazabilidad de los clientes.

Una vez puesta en marcha esta medida con éxito y sin incidencia en el número de contagios, sería posible programar aperturas del cierre perimetral para una segunda etapa a finales de abril para segundas residencias y otros desplazamientos que se completaría con la reactivación internacional a partir de 17 de mayo, fecha en la que el Gobierno británico ha fijado su desescalada para los viajes internacionales.

  1. PLAN DE RESCATE DEL SECTOR HOTELERO.

Este plan, necesario para la supervivencia del sector, se articula en cuatro ejes

EJE 1. Vacunación

Conseguir porcentajes de vacunación cercanos al 70% de la población es el objetivo para

poder reactivar con seguridad la actividad turística nacional e internacional. Debe perseguirse este objetivo para el horizonte de julio 2021.

Priorización, tras los grupos de riesgo, de los trabajadores del sector turístico, para trasladar a los mercados una imagen de compromiso con la seguridad en las instalaciones turísticas, factor que se anticipa va a ser determinante en el inicio de la reactivación y que puede diferenciar a España y a la Comunidad Valenciana de sus competidores.

EJE 2. Protección del empleo

A partir del 31 de mayo será necesario poner en marcha un sistema de ERTE especial para el sector hotelero. Este ERTE hotelero se caracterizará por una financiación al 100% de los trabajadores, sea el tamaño que sea de la empresa.

Será necesario fomentar que haya empresas que permanezcan cerradas y protegidas hasta la normalización de la situación sanitaria.

Si el Gobierno Central no posibilita este escenario, deberá ser cubierto por el gobierno autonómico.

EJE 3. Plan de ayudas – 200 millones €.

Las ayudas deberán estructurarse como entregas a fondo perdido. El sector no permite más endeudamiento y se deben tramitar para poder dar cabida a todas las empresas hoteleras sea cual sea su tamaño.

Las pequeñas y medianas cadenas valencianas que son las que más han contribuido al crecimiento del sector han sido completamente marginadas e ignoradas de los planes puestos en marcha hasta la fecha.

La dotación mínima de este plan de ayudas debe ser de 200 millones para el sector hotelero, de aplicación a las empresas viables con una caída de ventas de más del 50% y debería cubrir el pago del 60-80% de gastos que resulten elegibles y que no son ajustables al ciclo de caída de ingresos con una vigencia hasta 31 dic 2021.

EJE 4. Nuevo programa de estímulo de la demanda y extensión del Bono Viaje a un plan BonoEspaña.

El objetivo de un nuevo programa de Bono Viaje debe ser generar el suficiente volumen para permitir la apertura de empresas y extender el valor del turismo al resto de la actividad económica.

Esta acción no debe tomarse como un gasto sino como una inversión: por cada euro invertido se recuperará al menos 1,5€ por lo que el retorno para las arcas públicas es más que evidente.