Comienza la plantación de especies de ribera que la Consellería de Transición Ecológica está llevando a cabo en el río Algar

Comienza la plantación de especies de ribera que la Consellería de Transición Ecológica está llevando a cabo  en el río Algar

En el día de ayer ha dado inicio la tercera y última fase de la actuación que el Centro para la Investigación y Experimentación Forestal (CIEF), vinculado a la Conselleria de Transición Ecológica, está llevando a cabo en el río Algar en colaboración con el departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Altea.  Un proyecto de restauración de la vegetación de la ribera del río Algar, cuya actuación está situada a la altura del Pont de Sogai.

Como han recordado  Toni Marzo, director del CIEF, y el edil de Medio Ambiente, Jose Orozco, quienes han presenciado en el día de hoy  la plantación, esta acción concreta incluía la eliminación de caña común con la extracción del rizoma; asentamiento de los taludes y finalmente la plantación de especies autóctonas. Plantas de ribera producidas en los viveros forestales del CIEF y plantas acuáticas de los viveros de planta dulce-acuícola del Palmar, ambos de la Generalitat. En conjunto se plantarán cerca de 400 ejemplares, entre las que destacan olmos, adelfas, sauces y almeces.

“Ahora lo que estamos haciendo es dar soporte a la actividad que desde hace ya tiempo desarrolla el ayuntamiento de Altea cuidando y restaurando el río Algar. Hemos eliminado la caña común en un área de 3000 m2, una especie invasora agresiva que lo que hace es desplazar el bosque autóctono de ribera más húmedo, evitando así, la función de cortafuegos natural. Por tanto, un primer beneficio sería evitar la propagación de incendios y en segundo lugar restaurar el propio hábitat natural adecuado para las riberas de los ríos. Éstas pueden ser ecosistemas ricos en biodiversidad y que están muy transformados por la actividad humana perdiendo así parte de su potencial natural”. Ha señalado Marzo. Quien ha añadido que otras de las ventajas de la recuperación del bosque de ribera es que no consume tanto agua como los cañaverales y además son de nuestras formaciones forestales más productivas de biomasa y por eso son imbornales importantes de CO2”.

Por su parte, Jose Orozco ha reiterado el agradecimiento del Ayuntamiento de Altea a la Consellería y al CIEF por la ejecución de esta acción medio ambiental.  El edil ha recordado que, “el Plan de mantenimiento del consistorio cumple ya 5 años y el objetivo del mismo es mejorar  la calidad paisajística; que el río suponga un corredor ecológico mejorando su función como filtrador de contaminantes y su función de refugio de especies de flora y fauna, así como  mitigar la proliferación de incendios”.

“El año pasado le mostramos al CIEF los trabajos de control de exóticas que venimos realizando en el Rio Algar. Toni Marzo y su equipo tuvo a bien estudiar y realizar una acción importante en  la desembocadura y ésta  lo es ya que supone la eliminación de un cañar en un área de  3.000m2 y su repoblación con vegetación ribereña con  cerca de 400 ejemplares, entre las que destacan olmos, adelfas, sauces y almeces, entre otros.” Ha puntualizado el edil.

“La actuación corre a cargo, íntegramente, de la Consellería y el CIEF, y es evidente, que para nosotros esta inversión de  40.000€ en la regeneración del río supone una importante acción y nos es de gran ayuda. Recordar que nuestro presupuesto anual en el Plan de Mantenimiento es de unos  25.000€ aproximadamente”; ha concluido el responsable municipal de Medio Ambiente.