Al matí cap al Llevant

Resultado de imagen de agustín navarro

“Soc Gostinet, el del Campo, el que jugaba als carrers Sant Geroni i Pescadors de xicotet, el fill de Tonico, el del L’Illa y Maria Dolores, el net de la Valora”, ábremela de par en par, Virgen Santa del Sufragio, estoy preparado para irme contigo con alegría. Ya ves, Jorge, sí que estoy tranquilo y preparado. No te quepa la menor duda de que voy a seguir luchando, por supuesto. Además, aún tengo tiempo, supongo, para unas “birras” fresquitas, pon tú el día y llámame. Un abrazo de tu amigo Agustín Navarro.

Belén Richarte.- Así se despedía el que fuera alcalde de Benidorm de su amigo, periodista y asesor, Jorge Fauró, en una carta que éste publicó en el diario Información el pasado septiembre y así lo hemos recordado hoy los que hemos podido asistir a la misa in corpore presente, que se ha celebrado en la Iglesia de San Jaime y Santa Ana, en la que se ha convertido en una emotiva y sencilla ceremonia oficiada por el párroco Juan Antonio González, arropada en todo momento por el manto de la Mare de Déu colocada en el altar mayor detalle de las Camareras de la Virgen. Al entrar el ataúd a hombros de amigos y familiares, a Agustín Navarro lo esperaban las exquisitas voces de Magdalena Simarro e Igna Mari Martínez que ya entonaban “Al matí cap al Llevant”, que se canta el sábado de fiestas a la Virgen para inaugurar en la misa oficial las Fiestas Patronales. Esa pieza era una de sus preferidas. 

Hoy más que nunca Agustín Navarro has ido “Gostinet”, el del Campo”, allí estaban sus amigos para rememorar sus correrías “als carres Sant Geroni i Pescaors”,como así lo ha hecho su compañero de la Penya La Soca, el seu amic desde xicotets”, su amigo del alma y fiel escudero, Conrado Hernández, quién ha hablado de las tres pasiones de para quien era simplemente Agus: su familia, “tengo tres hijos maravillosos. Elena, la mayor. Siempre le digo: ‘eres mi hija preferida’, y siempre, siempre, me contesta: “claro papá, si no tienes otra”, y se parte. Me ha dejado un tesoro en forma de nieto haciéndome abuelo, Óscar, sangre de mi sangre, me lo comería todos los días. El segundo, Pablo. Qué honradez le rodea, pocas veces he visto a una persona tan servicial, leal y con tanta nobleza, qué orgulloso estoy. Y el pequeño, Didac, 12 años, ¡12 años! Y en unas semanas al Instituto, madre mía, llegará lejos en el campo que elija porque tiene un afán de superación y una inteligencia extraordinarias. Le digo a su madre, mitad en broma o no: “qué inteligente es, ha salido a su padre”, y claro discusión amistosa en casa. Y ella: qué suerte tuve de que se cruzaran nuestras vidas, mi esposa, mi amante, mi amiga, mi compañera, Olga, cómo me cuida, qué espíritu de sacrificio, qué entereza y con qué ánimo lleva esta situación”, le decía a Jorge Fauró en su misiva; su Benidorm del alma, su Illa,el seu poble, su vecinos, sus gentes, su corazón; y el tercer pilar fundamental en la vida de Agustín, ha subrayado Conrado Hernández, ha sido su “fe, su lealtad, su alma volcada en la pasión que sentía por la Virgen del Sufragio”, presente a lo largo de todo el sepelio. Conrado no se ha quedado corto en el último adiós ni en las últimas pero breves y concisas palabras que le ha dirigido a su amigo porque ya por el mes de septiembre Agustín Navarro escribía: “es ahora el momento de pedir perdón y disculpas por si algunas de esas decisiones han perjudicado a alguien. Lo siento de verdad. Me vas a permitir, amigo, que agradezca a todos los que siempre habéis estado a mi lado, desde el primero de los valencianos “el meu estimat i benvolgut amic i President Ximo”, hasta el último de los vecinos de Benidorm, que me animan por la calle, pasando por el alcalde, las corporaciones, mis compañeros, con los que empecé y con los que estoy acabando: gracias por vuestro apoyo, fundamentalmente, en estos dos últimos años en los que apareció “el monstruo”. Y a los amigos, a los más íntimos y a los más recientes, por la ayuda que me habéis brindado, por la que seguís haciendo y por la que estoy seguro haréis cuando yo no esté aquí. Gracias desde lo más profundo de mi corazón. Estoy preparado, Jorge, porque esta es la alforja que me llevo, llena de cariño, de respeto, de ánimo, de felicidad, de buenos recuerdos, de amistad. No cabe en esa alforja el rencor ni los malos rollos. ¿Para qué? No quiero abrir un debate sobre ello. Estoy preparado, Jorge, porque esta es la alforja que me llevo, llena de cariño, de respeto, de ánimo, de felicidad, de buenos recuerdos, de amistad. No cabe en esa alforja el rencor ni los malos rollos. ¿Para qué? No quiero abrir un debate sobre devoción y fe, pero yo lo tengo claro, muy claro Jorge. Después de llevarle durante tantos años flores, años visitándola en su capilla, cantándole como nunca, rezándole y acompañándola muchas mañanas al alba, por fin voy a conocerla, estar a su lado, y eso me hace estar preparado para “irme”. Llegaré a ese lugar de paz, tranquilidad, sosiego, serenidad, bajo su manto azul, un manto en el que también se bordará mi nombre, allí dónde están todos los nombres de quienes ya están con Ella, qué felicidad, indescriptible, compartir con mi patrona mi alma. Cuando oigas que llaman a tu puerta y te digan: “soc Gostinet, el del Campo, el que jugaba als carrers Sant Geroni i Pescadors de xicotet, el fill de Tonico, el del L’Illa y Maria Dolores, el net de la Valora”, ábremela de par en par, Virgen Santa del Sufragio, estoy preparado para irme contigo con alegría. Ya ves, Jorge, sí que estoy tranquilo y preparado”.

Resultado de imagen de playa de levante de benidorm

La homilía iba transcurriendo mientras Magdalena e Igna seguían deleitándonos con sus armónicas voces antes de la lectura del Evangelio con “Tu palabra me da vida”; durante el Ofertorio con “Aquí me tienes señor, aquí me tienes pues me llamaste”; durante la Comunión han cantado “Padre me pongo en tus manos”; y, como despedida, mientras el férretro salía de la iglesia han entonado el Himno de la Virgen del Sufragio.  

Resultado de imagen de castillo de benidorm

Y mientas todo esto ocurría en el templo en uno de sus pequeños ápsides, en el que se encuentra la pequeña Capilla de la Mare de Déu, los operarios de los servicios fúnebres no dejaban de entrar ramos de flores, como si se tratara de una pequeña ofrenda, de todos los tamaños tipos y colores (colocadas eso sí, con el mayor esmero, por las manos de dos expertos y amigos Ginés Alvarado y Paco “Rosera”), el olor a flor que emanaba de la sala de la Virgen embargaba todo el ambiente en un momento en el que los dos grandes monitores instalados a ambos lados del altar mayor dejaban de emitir la imagen de Agustín Navarro para pasar un personal y emotivo vídeo de Benidorm acompañado de la canción que hizo inmortal Frank Sinatra, pero que en esta ocasión interpretaba Il Divo: “A mi manera”. “Era su canción preferida”, me ha comentado Conrado. Así se ha ido hoy el que fuera alcalde de Benidorm, Agustín Navarro o “Gostinet” o Agus (o como cada uno de ustedes se dirigiera a él), rodeado de familiares, amigos y compañeros, frente a la Mare de Déu…  ¡Y lo ha hecho…“A su manera!”