El 100% de los hogares de Benidorm tendrá en dos años contadores de agua con telelectura

La implantación del sistema no se repercutirá en la factura y permitirá conocer y controlar su consumo en tiempo real y detectar posibles fugas

El 100% de los hogares de Benidorm tendrá en dos años contadores de agua con telelectura

La totalidad de los hogares y establecimientos de Benidorm contará en un plazo máximo de dos años con “contadores inteligentes”, módulos de telelectura que permitirán al usuario conocer y controlar su consumo en tiempo real y detectar posibles fugas o averías. Así lo ha avanzado hoy el alcalde, Toni Pérez, en un encuentro telemático con los medios de comunicación en Dinapsis en el que también ha participado el consejero delegado de Hidraqua, Francisco Bartual.

El alcalde ha indicado que el coste de estos contadores “no va a ser repercutido en el recibo de los vecinos”, sino que “va a ser asumido con cargo al Fondo de Renovación” del vigente contrato del agua. En este punto, ha señalado que la implantación de este sistema de telelectura “va a permitir una mejor gestión del agua, más eficiente”.

Estos contadores favorecerán la regularidad en la facturación, ya que se hará siempre sobre el consumo real y no sobre un estimado; al tiempo que evitará sorpresas en la factura por posibles fugas o consumos desproporcionados y posibilitará al usuario cortar el suministro en periodos de no actividad o planificar los consumos.

La implantación de estos contadores inteligentes se iniciará en 2021, una vez que el Servicio Municipal de Agua Potable ya ha instalado, a modo de experiencia piloto, un total de 2.100 de estos contadores en nuevos suministros, determinados usuarios y grandes consumidores para evaluar las necesidades, equipos más adecuados, ‘software’, formación de personal, etcétera.

En el encuentro, el alcalde ha recalcado que “en 2021 seguiremos prestando atención a las familias”. A este respecto, el consejero delegado de Hidraqua ha destacado que a lo largo de este año “hemos mantenido nuestra política de no cortar el agua a nadie que realmente no pueda hacer frente al recibo por motivos económicos”, así como “realizado aplazamientos de pago sin intereses a todos los clientes que lo han necesitado”.

Asimismo, Toni Pérez ha informado también que el Ayuntamiento va a ampliar seis meses más el uso de la herramienta City Sentinel, desarrollada por Hidraqua y Grupo Suez, para la detección de la Covid-19 en las aguas residuales de Benidorm. Tanto el alcalde como Francisco Bartual han recordado que “Benidorm fue pionera en la Comunidad Valenciana” en el uso e implantación de este sistema, a través del cual “se puede visualizar cómo este virus evoluciona en el territorio”. 

Por otro lado, durante el encuentro ha avanzado que desde el Ayuntamiento, en colaboración con Hidraqua y otras entidades o administraciones, se aspira a captar fondos que llegarán de Europa dentro Plan de Recuperación para construir una desaladora en la ciudad. Toni Pérez ha asegurado que se trata de “infraestructura básica”, y ha aclarado que Benidorm dispone ya de un proyecto de desaladora elaborado por los técnicos municipales que “es necesario actualizar y adaptar a la realidad y tecnología actuales”. El proyecto plantea la construcción de esta desaladora en las inmediaciones de la avenida Juan Pablo II y el uso del emisario existente en la playa de Poniente.

El alcalde ha incidido en que la construcción de una desaladora está claramente en sintonía con los ejes previstos en el Plan de Recuperación, parte de “cuyos fondos -según se ha anunciado- se destinarán a proyectos vinculados a la sostenibilidad”.

Inversiones con cargo al Fondo de Renovación 2020-2027

Sobre inversiones, el alcalde ha recordado que el vigente contrato del agua prevé un Fondo de Renovación hasta 2027 con una dotación de 26,5 millones de euros. Además de las actuaciones ya realizadas este año, Toni Pérez se ha referido a los proyectos de renovación de infraestructuras hidráulicas previstos para 2021 y que engloban cuatro calles o avenidas: Roma, Mallorca, Atocha y Emilio Ortuño.

Los dos primeros proyectos suman una inversión de cerca de 1,7 millones; mientras que el de Atocha, también aprobado recientemente por el Ayuntamiento, ronda los 200.000 euros. Según ha avanzado el alcalde, en esta calle se pretende renovar el colector de aguas residuales y mejorar la capacidad del sistema de la zona. Esta actuación, que además de las infraestructuras hídricas también llegará a la escena urbana, tiene un presupuesto próximo a los 200.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses.  

Por lo que respecta a Emilio Ortuño, las obras implican la implantación de un gran colector desde el cruce de esta vía con Alfonso Puchades hasta conectar con la canalización del barranco de L’Aigüera. Toni Pérez ha señalado que se trata de “unas  obras de envergadura” que abarcan también la red de alcantarillado y agua potable, ambas “infradimensionadas”. Al igual que en el resto de actuaciones, ésta también llevará aparejada la renovación de la escena urbana: mobiliario, alumbrado y pavimentación.  Este proyecto está en fase de actualización.

Reconocimiento al personal del Servicio Municipal de Aguas

Por último, tanto el alcalde como el consejero delegado de Hidraqua se han referido al trabajo de la plantilla de la concesionaria durante el estado de alarma. Bartual ha recordado que en infraestructuras como la Estación Potabilizadora de Benidorm se plantearon de forma voluntaria protocolos de presencia permanente, estableciendo turnos, para evitar riesgos y conseguir así que estuvieran menos expuestos al virus”; y ha destacado “la dedicación”, “predisposición” y “compromiso” de la plantilla para garantizar el servicio durante el confinamiento.