L’Alfàs destinará 6.600 euros del Pacto de Estado contra la Violencia de Género a acciones de sensibilización

La Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha recibido este año 6.659,83 euros del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que se destinarán a acciones de sensibilización, formación y prevención a lo largo de 2021. Así lo ha anunciado la concejala del ramo, Rocío Guijarro.

“Pondremos en marcha una batería de proyectos, actividades y materiales que tendrán como principal objetivo sensibilizar, prevenir y combatir la violencia de género desde distintos ámbitos de actuación”, ha declarado.

En la anualidad 2019-2020, la concejalía de Igualdad desarrolló una serie de acciones financiadas a través del Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Englobadas bajo el Eje 1 ‘La ruptura del silencio: sensibilización y prevención’ se llevó a cabo el proyecto escolar ‘Niñas y niños en y para la igualdad’, se lanzó una campaña de prevención y sensibilización contra la violencia de género, se organizó un Escape Room de Igualdad llamado ‘Mujeres en el Tiempo’ y se diseñó variado material informativo.

Además, bajo el paraguas del Eje 2 ‘Perfeccionamiento de la asistencia, ayuda y protección de las víctimas’, se realizaron intervenciones con mujeres. Finalmente, englobada en el Eje 8 ‘Visualización y atención a otras formas de violencia contra las mujeres’, se desarrollaron unas Jornadas Contra la Mutilación Genital Femenina.

El Pacto de Estado contra la Violencia de Género, ratificado en diciembre de 2017 por los distintos Grupos Parlamentarios, las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales representadas en la Federación Española de Municipios y Provincias, ha supuesto una importante inversión económica en la lucha contra la violencia de género para los municipios españoles.

Su objetivo es eliminar cualquier tipo de violencia contra las mujeres y defender sus derechos y libertades fundamentales. Se organiza en torno a 10 ejes de intervención:

  • Eje 1. Hay que acabar con el silencio en torno a esta problemática. La sensibilización y prevención se hacen esenciales. La sociedad debe concienciarse del daño y las consecuencias que genera la desigualdad de género y la violencia hacia las mujeres, y entender cómo su vida y la de sus hijos e hijas se ve afectada.
  • Eje 2. Hay que mejorar la respuesta institucional hacia las mujeres y menores víctimas de este tipo de violencia machista. Sin una adecuada coordinación entre las partes encargadas de su lucha, así como recursos, medidas o protocolos, no se logrará un resultado eficaz.
  • Eje 3. Hay que desarrollar el apoyo, amparo y seguridad que se brinda a las mujeres y menores víctimas. Es vital garantizar un atención personalizada, posibilitar el acceso a los recursos de los colectivos vulnerables (mujeres migrantes, discapacitadas, mayores o rurales) o impulsar los programas de inserción laboral.
  • Eje 4. Hay que fortalecer la ayuda y seguridad de los hijos e hijas. Esto implica que se les reconozca también como víctimas directas de la violencia de género y desarrollar acciones específicas.
  • Eje 5. Para asegurar la mejor respuesta a las víctimas hay que fomentar la formación de todas las personas profesionales que participan.
  • Eje 6. Es necesario aumentar el conocimiento y datos sobre la violencia de género para poder luchar contra ella, y por ello se hará un seguimiento estadístico.
  • Eje 8. Se reconoce cualquier suceso violento fundamentado en el género que afecte de forma sexual, física, psicológica o económica a las mujeres, de modo que se incorporan los principios del Convenio de Estambul.
  • Eje 9. Los Presupuestos Generales del Estado se comprometen a designar la cantidad necesaria para la puesta en marcha de las medidas recogidas en el pacto.
  • Eje 10. El seguimiento del Pacto de Estado, facilitando la información necesaria a la Comisión de Seguimiento del Pacto, que permita desempeñar sus funciones de evaluación y control de los avances realizados en el desarrollo del mismo.